La pregunta es siempre la misma. ¿Y qué voy a hacer yo para ayudar al medio ambiente? Pues muchas cosas se pueden hacer. Ese es el pensamiento de alguien que no quiere involucrarse y que pone los problemas en las espaldas de los demás. Y es que con gestos muy cotidianos se puede mejorar el medio ambiente desde nuestra casa. Es sencillo. Ya se sabe que un grano no hace granero, pero si ese grano lo hacemos entre todos, muy pronto el granero estará lleno.
Si algo es trendy y nunca pasa de moda en España es, precisamente, todo lo que tiene que ver con la moda y la ropa. Son muchos los españoles y también muchas las españolas que demuestran tener no sólo un conocimiento del sector, sino también un amor considerable al mismo. En nuestro país ha habido una apuesta considerable por parte de numerosas empresas dedicadas al mundo del textil y eso solo puede significar una cosa: en España nos gusta estar a la moda. Y la verdad es que la cantidad de estilos y de caracteres de las personas hacen que este sea un país en el que la diversidad, en materia de vestir, es toda una realidad.
La moda infantil española está viviendo uno de sus mejores y más álgidos momentos, basta echar un vistazo a las revistas del corazón para observar como los mini-royal, los pequeños príncipes y princesas europeos visten con asiduidad prendas diseñadas y realizadas en los talleres de nuestra afamada industria española. Los hijos de los duques de Cambridge, el príncipe George y su hermana Carlota, las tres hijas de la reina Máxima de Holanda, Amalia, Alexia y Ariane, las princesas Estelle y Leonore de Suecia, las princesas Isabelle y Josephine, hijas de la princesa Mary de Dinamarca o la princesa Gabrielle de Mónaco.
España es un país con una gran cultura y en cada uno de los lugares que visitemos a lo largo y ancho de nuestra geografía podemos disfrutar de sus costumbres y de su identidad propia, la cual otorga a todo el conjunto del estado una riqueza sin igual que muy pocos países en el mundo tienen. Sin embargo, y a pesar de que en cada ciudad tenemos museos que nos van contando la historia de la zona, en nuestro país existen una serie de capitales culturales que destacan sobre el resto. Madrid es una de ellas, con museos tan importantes como el del Prado, el Reina Sofía o el Thyssen-Bornemisza.
Portugal ha sido el país europeo pionero en este sentido y, de ahora en adelante, quienes quieran donar gametos en ese país lo tendrán que hacer sabiendo que los niños que nazcan de su material genético podrán acceder a sus nombres y apellidos en un futuro. Puede que sea un caso aislado pero miles de expertos psicólogos aseguran que este cambio en la legislación portuguesa será muy beneficiosa para todos los niños que hayan nacido de una situación similar, por lo que no sería nada extraño que otros países empezaran a copiar esta idea.
En España se ha tendido, por regla general, a criticar a todas aquellas personas que se han sometido a operaciones de cirugía estética. El argumento esgrimido por muchas de esas personas no ha sido otro que el de la supuesta falta de naturalidad de una persona que se somete a este tipo de operaciones. ¿Cuántas veces se habrá escuchado en este país a personas asegurar que quienes se someten a la cirugía son seres artificiales? Llevamos toda una vida escuchando este sermón.
Vivimos en el mundo de la inmediatez y de Internet, donde todas aquellas personas que desean comprar algo lo piden a través de la red y lo reciben apenas unas horas más tarde en la misma puerta de su casa. Esta situación, inimaginable hace apenas unos años, caracteriza ahora el día a día sobre todo en las grandes ciudades españolas, aunque bien es verdad que también va siendo cada vez más común en municipios más pequeños.