Las nuevas tecnologías avanzan muy rápido, y sobre todo en lo que tiene que ver respecto a la medicina. Recuerdo todavía lo peligroso que era constiparse para mi abuela, ya que según ella su madre había perdido a un hermano por caer resfriado. Y no hace falta irse muy lejos para ver la superación de enfermedades cómo el ébola, que debido a los procesos migratorios ha amenazado con brotes en países de África. La realidad es que uno de los mayores avances que se han desarrollado en laboratorios son aquellos por los cuáles dos personas cuyo material genético no es compatible, acaban teniendo un hijo mediante técnicas de reproducción asistida. Este es un tema que trae mucha polémica debido a las connotaciones religiosas que se derivan del mismo, y a los problemas con los llamados vientres de alquiler.