Se suele hablar mucho de las botas de fútbol, pero poca gente sabe su historia. Te la contamos. En el siglo XVI el rey de Inglaterra Enrique VIII ordenó a su zapatero que fabricara unas botas en cuero español para que pudiese practicar el deporte que más le gustaba, que era una combinación del antiguo calcio italiano y de las batallas a campo abierto. Se desconoce si estas fueron las primeras botas de fútbol como tal, pero la historia puede indicarnos que sí y seguro que el que las fabricó no se iba a creer el gran avance que las botas de fútbol han tenido en todos estos años.