Los bebés probeta van a ser bastante comunes en un futuro no muy lejano

Los bebés probeta van a ser bastante comunes en un futuro no muy lejano

Las nuevas tecnologías avanzan muy rápido, y sobre todo en lo que tiene que ver respecto a la medicina. Recuerdo todavía lo peligroso que era constiparse para mi abuela, ya que según ella su madre había perdido a un hermano por caer resfriado. Y no hace falta irse muy lejos para ver la superación de enfermedades cómo el ébola, que debido a los procesos migratorios ha amenazado con brotes en países de África.

La realidad es que uno de los mayores avances que se han desarrollado en laboratorios son aquellos por los cuáles dos personas cuyo material genético no es compatible, acaban teniendo un hijo mediante técnicas de reproducción asistida. Este es un tema que trae mucha polémica debido a las connotaciones religiosas que se derivan del mismo, y a los problemas con los llamados vientres de alquiler.

Estos vientres de alquiler son comunes en Estados Unidos y otros países anglosajones, pero no son nada comunes en Europa, ya que la legislación es bastante restrictiva. Poniendo el ejemplo de España, aquí la Ley de Reproducción Asistida prohíbe terminantemente “vender el útero materno”, es decir no se puede gestar a un feto por dinero.

Existen otros medios previstos en la Ley para obtener un bebé por medio de diferentes gametos, ya sea una por medio de una pareja heterosexual o homosexual. Aunque en el caso de las parejas homosexuales formadas por varones, suelen haber problemas con la inscripción en el registro civil si el proceso de gestación se ha realizado en el extranjero.

En el artículo de hoy vamos a hablar de los datos que deja tras de sí cuarenta años desde la primera fecundación in vitro. Esto es relevante ya que este método de reproducción es una solución para muchas personas que no pueden tener hijos, y reciben una segunda oportunidad por medio de este método.

Han pasado más de cuarenta años desde la primera fecundación in vitro

La cifra, calculada a partir de los datos recopilados de los registros regionales de 1991 a 2014, representa otro aumento pronunciado en el uso acumulativo de la fecundación in vitro en el tratamiento de la infertilidad. Se estima que más de medio millón de bebés nacen cada año por esta vía e inyección intracitoplasmática de espermatozoides de más de dos millones de ciclos de tratamiento realizados.

En Europa, España sigue siendo el país más activo en reproducción asistida. Según los datos acumulados desde 1997 y publicados en 2015, se registró un récord de 119.875 ciclos de tratamiento en España (que incluyen tratamientos in vitro, de inyección de espermatozoides y donación de óvulos). El número de tratamientos en España supera al de Rusia (110.723 ciclos), Alemania (96,512) y el antiguo ‘favorito’, Francia (93.918).

El informe cubre un total de casi 800.000 ciclos de tratamiento realizados en 2015, con 157.449 bebés nacidos, y lo que representa la instantánea más grande y precisa en Europa. Según los datos, las clínicas en Europa siguen favoreciendo la inyección de espermatozoides respecto a la fecundación in vitro en una proporción de casi dos a uno (356.351  frente a 131.221), un patrón ahora evidente en todo el mundo.

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides se desarrolló a principios de la década de 1990 como un tratamiento específico para la infertilidad masculina (bajo recuento de espermatozoides, baja calidad del esperma) pero ahora se usa claramente para la fertilización en casos no masculinos.

Las tasas de embarazo, según lo medido por transferencia de embriones, parecen haberse estabilizado en Europa en alrededor del 36% en ambas técnicas. Y las tasas de embarazo de la donación de óvulos siguen aumentando (ahora en aproximadamente el 50%).

También gana terreno la congelación de embriones. Todos los embriones en el 15% de todos los ciclos de tratamiento analizados en 2015 se congelaron antes de su transferencia en un ciclo posterior. La adopción de este enfoque de “congelación total” aumentó un 7% con respecto al año anterior. La congelación por vitrificación también explicaría el aumento en los tratamientos de donación de óvulos, sin duda posible gracias a la banca de huevos y la mayor disponibilidad de óvulos donados.

También es bastante común donar esperma, este proceso puede ayudar a muchas personas, teniendo asegurada tu privacidad. Ividono es una clínica especializada en realizar donaciones de esperma. Esta clínica cumple con todas las previsiones legales que aseguran un proceso conforme a la Ley, cuidando de todos los detalles.

Deja un comentario