Cada vez son más los hospitales, centros de salud, albergues, clínicas de estética, casas de vacaciones o salones de masajes, que utilizan sábanas desechables, de usar y tirar, lo que, además de evitar la proliferación de agentes contaminantes, es más ecológico, ya que se ahorra una importante cantidad de energía, al no ser necesario llevarlas a la lavandería.