Dicen que tenemos que levantar la economía del país, que pase lo que pase no podemos dejar de mover el dinero porque entonces estaremos perdidos, pero ¿qué dinero vamos a mover si no hay? Todos los sectores se van a vez afectados, en mayor o menor medida, pero es curioso que se hable tanto del turismo cuando hay otros, como la construcción, que va a caer tan estrepitosamente como el de las vacaciones o la restauración y el motivo es simple: si no hay dinero para otras cosas ¿cómo lo va a haber para comprar vivienda?
En nuestro país no hay costumbre a dar el valor que merecen las empresas que lo hacen realmente bien, en especial esas que aparecen de la nada y donde los emprendedores y toda la familia pasan a ser un referente en el sector. Una de las empresas que más ha ido creciendo, Tecoi, creen que, en su caso, el buscar siempre dar respuestas a las necesidades del sector, así como implementar un control de calidad en todas las actividades que realizan han sido fundamentales para la buena marcha de la firma en el mercado.  
Tendemos a pensar que España es un país en el que la mayoría de la gente tiene una vida completamente sedentaria y ajena al deporte. Aunque bien es cierto que todos y todas podemos conocer a alguien (quizá a muchas personas) que se ajusta a este tipo de estereotipo, lo cierto es que nuestro país puede, como realmente ocurre, presentar unas características muy diferentes a las que nos podíamos imaginar. Y es que España es un país que, en lo que a la práctica de deporte se refiere, ha evolucionado de un modo espectacular en los últimos años.
Si hay una cosa que es importante para las empresas en los tiempos que corren, esa es la conservación de su marca y de su imagen. A nadie se le escapa que estos factores han adquirido una importancia tremenda en los tiempos que corren con la llegada de elementos como lo son el marketing digital y las redes sociales. Y es evidente que cuidar de estos aspectos es la mejor manera de cuidar de la empresa. La frase de que "la imagen lo es todo" ha ganado más fuerza que en ningún otro momento y está claro que esto hay que tomárselo muy en serio.