La vida rutinaria que tenemos en este 2020 no se parece en absolutamente nada a la que teníamos hasta hace apenas unos años. Nada tiene que ver la manera de vivir o de trabajar de ahora con la que teníamos cuando arrancó este siglo, y no digamos ya si nos ponemos a comparar la actualidad con todo lo que tiene que ver a cualquiera de las décadas del siglo pasado. Las cosas han cambiado una auténtica barbaridad y las personas que han vivido todos estos momentos son las primeras que se encargan de reconocerlo abiertamente.
España es un país muy rico culturalmente, esto incluye la gastronomía, la música, el arte, las bebidas y todo lo que nos identifica como sociedad española. Todo ese acervo cultural que poseemos nos diferencia del resto del mundo, pues ninguna cultura es igual y cada una tiene sus particularidades y tradiciones específicas. En nuestro país, hay fiestas que son reconocidas a nivel mundial y que se convierten en punto de encuentro para miles de viajeros de todo el mundo que nos visitan para disfrutar de ellas junto a los propios turistas locales que también viajan a los diferentes puntos de la geografía española para vivir las celebraciones propias de cada región.