Haríamos bien en realizar una relación de todas las cosas que hemos ido aprendiendo a lo largo de los casi tres años que hace desde que empezó la pandemia del coronavirus. Las noticias se han sucedido a una velocidad vertiginosa, hasta tal punto de que la información publicada por la mañana dejaba de ser válida por la tarde.
Cada vez es más habitual encontrarse con algo de arte urbano en las calles de cualquier pueblo o ciudad… y nosotros nos alegramos enormemente por ello. Durante mucho tiempo hemos temido que las diversas representaciones culturales fueran siendo cada vez más pequeñas y menores en número en España, pero, al menos en lo que tiene que ver con el arte urbano, ha cambiado mucho la película de un tiempo a esta parte.

Al cabo de un año, las vidas de muchas personas cambian por completo. Y es que basta que cambiamos de domicilio para que nuestra vida adquiera un cariz muy diferente al que venía teniendo en los últimos meses o años. Al cambiar de domicilio, nuestras rutinas y hábitos se transforman por completo: necesitamos más o menos tiempo para llegar al trabajo, sí hemos decidido trasladarnos a una zona céntrica tenemos que emplear menos tiempo para llegar a tus lugares de ocio preferidos… y un largo etcétera. Cambiar de domicilio, al fin y al cabo, es cambiar de vida. Y el que diga lo contrario, miente. 

A nadie le cabe la menor duda de que la motivación de los empleados es una de las materias más importantes en lo que tiene que ver con la eficiencia de los mismos. Es algo que ya han dejado claro muchos expertos en lo que tiene que ver con la salud mental. Es evidente que alguien feliz es mucho más productivo y que tiene muchas más posibilidades de hacer las cosas de una manera mucho más efectiva. La verdad es que las razones son bastante numerosas y hay que tenerlas en consideración siempre.
La llegada del COVID-19 a nuestro país ha traído una enorme cantidad de consecuencias de las que vamos a tardar algún tiempo en recuperarnos. Desde luego, lo que ya no tiene solución es la enorme cantidad de víctimas humanas que se ha cobrado la pandemia más mortífera que hemos conocido. Pero todavía sí estamos a tiempo de cambiar algunas cosas y solucionar algunos problemas que han ido surgiendo con el paso de las semanas a causa del avance de la pandemia en todos y cada uno de los rincones que forman parte de nuestro país.
Nos encontramos en un momento de la Historia en el que o ponemos todos los medios que tenemos a nuestra alcance para tratar de cuidar del medio ambiente o esta Tierra tiene los días contados. Son muchos los expertos que así lo asegura y todos y todas lo sabemos aunque no lo manifestemos o aunque no hablemos del tema con nadie. Está claro que este trabajo tiene que ser de la sociedad en su conjunto y que hay que poner todo el empeño del que podamos hacer acopio para evitar el que sería el más absoluto de los desastres.
Hablar de la actualidad implica, por necesidad, hablar del futuro más próximo al que se enfrenta la raza humana en esta Tierra. Y, en ese debate, entran en escena cuestiones como lo son la sostenibilidad de nuestra Tierra y la limitación de sus recursos. Trabajar en eso es una inversión de futuro, pero que tiene que estar de actualidad más que nunca. Se nos empieza a acabar el tiempo para prevenir el fin de los recursos que nos puede ofrecer este planeta y es hora de cambiar muchos aspectos derivados de nuestro modo de vida. Mejor que lo vayamos asumiendo.
La tecnología es una de las mejores noticias que ha podido recibir el gremio dedicado a la prevención de riesgos laborales en los últimos años. Y es que un aspecto tan fundamental para nuestra sociedad como lo es adaptarse a todas esas nuevas tecnologías que vienen surgiendo se va notando e implementando en los diferentes sectores productivos y en muchas de las actividades que son consideradas como de alto riesgo en nuestro país. Esto, desde luego, es un avance.
La actualidad presenta para los jóvenes retos de una dificultad absoluta, prácticamente extrema, por la que no todos los adultos y los ancianos han tenido que pasar. ¿Los motivos? Sin lugar a dudas, se deben a las condiciones económicas que atraviesan nuestro país y que, lejos de estar recuperándose como asegura buena parte de los políticos españoles, sigue azotando con fuerza nuestra sociedad y especialmente a todos aquellos que están comenzando a buscar oportunidades para ganarse la vida.

El precio del alquiler en Madrid ha venido siendo noticias durante los últimos meses a causa de que ha crecido por encima de lo que muchos pueden llegar a pagar por uno de ellos. Lo cierto es que este tema ha levantado cierta polémica entre los habitantes de la capital de España, puesto que este gasto, que es uno de los más importantes a los que una persona o familia tiene que hacer frente cada mes, impide, con su crecimiento, que esas personas y familias puedan ir más desahogadas en otros ámbitos.