Quizá os suene a tontería el titular que hemos escogido, pero lo cierto es que ofrecer buen pan a los clientes es una de las mayores garantías que podemos tener para garantizar el éxito empresarial. Y es que, si montamos una panadería, sobre todo, en determinadas comunidades autónomas de nuestro país, y conseguimos ofrecer un producto de primera calidad que guste, podemos decir que muy mal se nos tendrá que dar para que el negocio no salga adelante. Esto se debe a que España, por definición, es un país que cuenta con un gran culto al pan y, aunque muchos nos digáis que vosotros no rendís este culto, la realidad es que en muchas comunidades esto se hace de forma mayoritaria.