Actualmente, entre los principales problemas que tienen los propietarios o usuarios de los parkings que están con terminación de solera de hormigón pulido es el enorme desgaste del que tienen los suelos. El propio desgaste termina dejando como resultado altas cantidades de polvo, además de manchas de aceite y de grasa, las cuales terminan penetrando en la propia solera y no son tan sencillas de limpiar como debería, pues estos suelos, terminan siendo complicados de mantener.