Las mejores actividades extraescolares

Las mejores actividades extraescolares

Tras el colegio es normal apuntar a los niños a actividades extraescolares para potenciar sus habilidades, favorecer la socialización con otros pequeños de su edad, y para que los pequeños aprendan jugando. Pero cada vez hay más actividades, por eso en este artículo vamos a descubrir las mejores actividades extraescolares y vamos a conocer los beneficios que ofrecen a los pequeños.

  • Clases de idiomas

Que los niños aprendan un segundo idioma desde pequeños es beneficioso para su futuro. Primero porque les ampliará la posibilidad de encontrar un trabajo, así como facilitará que pueda optar a mejores puestos. Pero no sólo eso, aprender un idioma es positivo para su desarrollo.

Porque cuando se aprende una nueva lengua se entrena el cerebro, se conocen nuevas culturas, se mejora la flexibilidad cognitiva, aumenta la confianza y ayuda la socialización.

Por lo que no dudes en apuntar a tu pequeño a clases de idiomas. Actualmente el segundo idioma más estudiado en España es el inglés, pero hay otras opciones en auge como el chino o el alemán.

  • Deportes

Un niño debe practicar actividad física con regularidad por lo que nunca está de más que la extraescolar sea de ámbito deportivo. Además seguro que hay una disciplina que guste a tu pequeño porque lo puedes apuntar a fútbol, baloncesto, tenis, natación, ciclismo, artes marciales, gimnasia rítmica, patinaje…

Pero si apuntas a tu hijo o hija a una actividad deportiva estarás consiguiendo multitud de beneficios para su salud. Porque el deporte previene la obesidad, mejora la agilidad, potencia los reflejos, reduce la tensión arterial, reduce la ansiedad y reduce el riesgo de padecer diferentes enfermedades como la osteoporosis. Pero estas tan sólo son algunas ventajas de la práctica deportiva en niños, si quieres descubrir más te recomendamos leer este artículo de la Fundación Española del Corazón.

  • Música

La música también es beneficiosa para el desarrollo cognitivo del niño. Y existe una amplia oferta de clases de música tanto de teoría musical, coro, lenguaje musical o para tocar un instrumento. Y es que hay multitud de instrumentos diferentes que los pequeños pueden tocar como piano, guitarra, flauta travesera, percusión, violín, trompeta… Además se puede estudiar música en clases particulares, escuelas privadas o conservatorios públicos.

Pero en ambos casos los niños disfrutan aprendiendo música y ven mejoradas muchas habilidades. “Estudiar música mejora la memoria, disminuye el estrés, favorece la creatividad y mejora la coordinación. Pero además la música en niños les enseña disciplina y responsabilidad”, explica Kristina Kryzanovskaya, profesora que imparte clases de piano en Alicante.

Así que no lo dudes si tu pequeño quiere estudiar música porque favorece su desarrollo e incluso puede ser positivo para su futuro laboral o académico porque puede convalidar asignaturas o recibir titulación que puntúa en oposiciones y exámenes públicos.

  • Bellas artes y teatro

Otro tipo de actividades extraescolares son las que pueden ayudar a fomentar la creatividad y sacar su lado más artístico. Entre las extraescolares más demandadas de este tipo están las bellas artes, la pintura, las manualidades o el teatro. Pero en algunos colegios y ciudades hay muchas más opciones como clases de magia, cine o escritura.

En cualquier caso, este tipo de extraescolares les ayuda a fomentar la creatividad, reducir el estrés, favorecen la socialización, mejoran la coordinación, les ayuda a perder la vergüenza, mejoran la comunicación e incrementan la empatía.

  • Nuevas tecnologías

Y el último tipo de actividades extraescolares que vamos a recomendar en este artículo son las relacionadas con las nuevas tecnologías. Porque en los últimos años la tecnología forma parte de nuestro día a día y este tipo de clases acerca este tipo de conocimientos a los más pequeños.

Algunas extraescolares de este tipo que están triunfando son robótica y programación. Por ejemplo, la robótica ayuda al pensamiento lógico, favorece la resolución de problemas, acerca las matemáticas y mejora la cooperación.

Además, no hace falta que los pequeños sean mayores para poder acudir a este tipo de clases. Porque los conceptos y conocimientos se adecuan en función de la edad. Así, hay clases de robótica a partir de los dos años.

Estas son algunas de las mejores actividades extraescolares. Escoger una u otra dependerá de los deseos de tu pequeño, de los horarios disponibles y de que se pueda compaginar con otros quehaceres. Pero en ningún caso debes sobrecargar a tu hijo o hija con demasiadas actividades extraescolares porque debes tener en cuenta que en sus ratos libres también deben hacer los deberes, estudiar y sobre todo jugar.

Deja una respuesta