Diversos estudios colocan a Segovia como una de las zonas de España con mejor calidad de vida

Diversos estudios colocan a Segovia como una de las zonas de España con mejor calidad de vida

Ahora que parece que empieza a ser derrotada la pandemia que tantos problemas nos ha venido causando a lo largo del último año y medio, debemos centrarnos en algo que, desde luego, no podemos olvidar por más tiempo: nuestra felicidad. Durante todos estos meses, nuestro principal objetivo no era otro que el de mantenernos a salvo del contagio por COVID-19, pero ahora que la normalidad se va recuperando, vuelven las viejas ilusiones que teníamos aparcadas y por las que, desde luego, debemos seguir luchando en todo momento con independencia de las circunstancias.

La gente va en busca de la calidad de vida, de la felicidad. Y hay bastantes cosas que nos pueden acercar a ella y que han sido recogidas en el enlace que os dejamos a continuación y que procede de la web Hola Doctor. Os dejamos una docena de esas razones:

  • Tener amigos: socializar siempre es positivo para cuidar de nuestra felicidad. Ha sido separarnos de algunos de ellos a causa de la pandemia y lo hemos notado, ¿verdad?
  • Reír a menudo. Alivia el estrés o la ansiedad con la que nos enfrentamos al día a día.
  • Rodearnos de personas felices. De este modo, seguro que algo se nos pega.
  • Superar la adversidad. Esto puede hacer que mejore nuestra autoestima. Y eso es tremendamente importante, mucho más de lo que creemos.
  • Ser optimistas. Eso hace que nuestro cuerpo y mente afronte de otra manera los retos que tiene por delante.
  • Pasar un tiempo a solas. Todos debemos tener intimidad y eso, desde luego, también tiene un papel muy importante a la hora de definir objetivos personales y mecánicas para conseguirlos.
  • Ser amables y solidarios también nos hace ser más felices, porque al final, recibiremos lo que damos.
  • ¿Quién no ha echado nunca unas risas cuando baila?
  • Escuchar música. La música es uno de los artes que más influencia tiene en el ser humano y que tiene una mayor incidencia sobre sus emociones y sentimientos. Si escuchamos la que realmente nos inspira, seremos mucho más felices.
  • Estar al aire libre. La conexión con la naturaleza es otra de las grandes necesidades de nuestro cuerpo para desconectar de la realidad que nos rodea.
  • Hacer ejercicio. Esto nos permite aliviar la mente, estar en forma y cuidar de nuestra línea. ¿Quién no se siente mejor de esta manera?
  • Dejar de buscar la felicidad. En la serie Perdidos, un personaje llamado John Locke decía: “las cosas se encuentran cuando se dejan de buscar”. Eso es lo que pasa con la felicidad.

Todas estas cosas tienen una importancia tremenda a la hora de determinar nuestra calidad de vida y felicidad, pero… ¿no echáis algo en falta? ¿Qué hay del lugar en el que vivimos? ¿No tiene una importancia suficiente? Por supuesto que la tiene. Nuestro domicilio es nuestra guarida, el lugar en el que permanecemos durante mucho tiempo y que ha de servirnos para empezar a construir nuestra felicidad. Si no conseguimos estar cómodos en nuestra propia casa, ¿cómo podemos empezar a trabajar en tener una vida mejor?

Segovia, un entorno idóneo para una vida de ensueño

Son muchos los estudios que se han elaborado para determinar cuál es la mejor zona de España en materia de calidad de vida. Y muchos de ellos son concluyentes cuando afirman que Segovia es una de las ciudades más indicadas para buscar ese objetivo. Los profesionales de Segohouse nos han comentado que, a raíz de estudios como esos, ha aumentado el número de personas que se ha interesado por la compra o alquiler de un piso o vivienda en la ciudad, aumentando también el número de personas que ha terminado accediendo a trasladarse a la ciudad.

Según una información vertida por la web Expatistan, el coste de la vida en Segovia es, además, un 19% más barato que en Madrid, lo que nos ofrece otro argumento de peso acerca de por qué la gente se está decantando por vivir en la ciudad castellanoleonesa. Las personas que tienen posibilidad de teletrabajar, desde luego, no se lo están pensando demasiado a la hora de salir de la capital de España y viajar hasta un lugar mucho más tranquilo y que no se encuentra muy alejado de ella, por si acaso alguna vez necesitan regresar a Madrid para cualquier cosa puntual que reclame su trabajo.

Estamos hablando de una ciudad que, desde luego, es una referencia en lo que a calidad de vida se refiere. Una ciudad en la que los ruidos escasean, la tranquilidad es evidente y en la que no existe una cantidad de aglomeraciones como la que se puede vivir cada día en más y más sitios de la geografía española. Desde luego, quien apueste por vivir mejor, ha de tener siempre a Segovia entre sus aspiraciones.

Deja una respuesta