Descubre las fiestas de Barcelona, una razón más para visitar la Ciudad Condal

Descubre las fiestas de Barcelona, una razón más para visitar la Ciudad Condal

España es un país muy rico culturalmente, esto incluye la gastronomía, la música, el arte, las bebidas y todo lo que nos identifica como sociedad española. Todo ese acervo cultural que poseemos nos diferencia del resto del mundo, pues ninguna cultura es igual y cada una tiene sus particularidades y tradiciones específicas.

En nuestro país, hay fiestas que son reconocidas a nivel mundial y que se convierten en punto de encuentro para miles de viajeros de todo el mundo que nos visitan para disfrutar de ellas junto a los propios turistas locales que también viajan a los diferentes puntos de la geografía española para vivir las celebraciones propias de cada región. Alguna de estas fiestas son:

  • Los Sanfermines: Esta fiesta es una combinación de lo popular, lo religioso y lo profano dirigido tanto a los lugareños como a los visitantes. Hay actividades para todas las edades y se popularizó mundialmente gracias al autor Ernest Heminway. Esta celebración se lleva a cabo en Pamplona, capital de Navarra y se hace del 6 al 14 de julio en honor a San Fermín, el patrón de Navarra.
  • Las Fallas: Una de las fiestas más alocadas de España. Se celebra en Valencia del 15 al 19 de marzo, en honor a San José. El objetivo de esta fiesta es de la creación y la destrucción de los ninots, que son grandes figuras de cartón, madera y papel maché. Los grandes protagonistas de la fiesta es el fuego, junto con el ruido y el indiscutible ambiente festivo que se vive en Valencia.
  • El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife: Es considerado el segundo mejor del mundo después del de Río de Janeiro. Su celebración no tiene una fecha única, es variable entre Febrero y Marzo. Cada año se elige un tema diferente y se realiza un concurso para coronar a la reina del carnaval, entre muchas otras actividades.
  • La Fiesta de Sant Jordi: Tiene lugar cada 23 de abril en Cataluña. En este día, Cataluña se llena de flores y de libros. Durante la celebración se puede disfrutar de actividades literarias, como talleres y recitales. Barcelona se convierte durante esta jornada en una enorme librería y floristería al aire libre, en la que tanto visitantes como locales, buscan regalos para sus seres queridos, tradicionalmente los hombres recibían libros y las mujeres, rosas, sin embargo, la nueva corriente es que no exista distinción alguna en quién recibe qué tipo de regalo, por lo que tanto flores como libros funcionan perfectamente para mujeres y hombres. También se ven exhibiciones de las sardanas (bailes tradicionales) y los populares castells (torres humanas) en lugares como la plaza Sant Jaume.

Ahora bien, así como la Fiesta de Sant Jordi es una maravilla cultural, Barcelona tiene otras fiestas a lo largo del año, que atraen a turistas nacionales e internacionales, y que también son importantes conocer y promover. Para descubrirlas, conversamos con los especialistas en mudanzas de Servieco, quienes por conocer todos los rincones de la Ciudad Condal, son los más indicados para llevarnos en un viaje lleno de fiestas y tradición.

Fiestas en Barcelona

Para nadie es un secreto que Barcelona es una ciudad moderna llena de maravillosos lugares para visitar, y que es uno de los puntos turísticos más importantes de España. A todas estas bellezas propias de la ciudad, se le suman sus fiestas populares, que no solamente son importantes para los locales, sino que con un poco más de reconocimiento, pueden convertirse en enclaves turísticos como lo son los Sanfermines para Pamplona, o el Carnaval para Tenerife.

Hay dos celebraciones que se llevan a cabo en distintos barrios de Barcelona, y que convierten sus espacios ya de por si, preciosos, en lugares de fantasía para el disfrute de grandes y chicos. Estas son la Fiesta Mayor de Gracia y la Fiesta Mayor de Sants.

  • Fiesta Mayor de Gracia

Esta celebración comenzó en 1817 para conmemorar el regreso de la imagen de la Virgen de la Masía de Can Trilla. Desde ese momento se decidió dedicarle una festividad para recordar la importancia de la fecha.

En la actualidad, la fiesta dura varios días, empezando el 15 de agosto y terminando el 21 del mismo mes. Durante ese tiempo, las calles del barrio de Gracia, los vecinos decoran sus calles y casa de forma de darle una vida diferente a los espacios, y compiten por llevarse el honor de haber construido la mejor decoración del año.

Hay un sin fin de actividades que van desde actividades o cronogramas organizados por calles hasta actividades centrales, organizadas por la Fundación de la Festa Major de Gràcia. La oferta de actividades es grande y atractiva, sobre todo para los más pequeños, pues no solamente conocen los rincones del barrio, sino que también se divierten con los mundos de fantasía creados en las diferentes calles. De hace unos años para acá, la organización del evento traza una ruta a seguir de forma que haya un solo sentido para circular, y no se obstaculice demasiado el tráfico, permitiéndose el disfrute de los espacios de forma ordenada y sencilla.

  • Fiestas de Sants

Las Fiestas de Sants siguen la misma línea de las Fiestas de Gracia, en el barrio de Sants también se decoran las calles con la finalidad no solamente de engalanar las calles, sino de ganar el concurso de la mejor decoración.

Esta fiesta se celebra casi inmediatamente después de las Fiestas de Gracia y coincide con la celebración del patrón del barrio, que es el día 24 de agosto. Entre 1970 y 1984, la tradición de las fiestas y de la decoración de las calles, disminuyó hasta casi desaparecer por completo, pero por suerte, esta tradición fue recuperada en 1985 dándole una nueva vida a la festividad.

En esta celebración, las calles tienen una programación de actividades propias, así como también hay actividades centrales, para el disfrute de grandes y chicos.

Así como estas fiestas, Barcelona tiene otras que también son muy atractivas y de las que hablaremos a continuación:

  • La Mercè

Las fiestas de La Mercè son las más importantes de Barcelona, se realizan en honor a su patrona, la Mare de Déu de la Mercè (Virgen de la Merced) y comenzaron en el año 1871, siendo una tradición que se mantiene. Las celebraciones duran una semana alrededor del 24 de septiembre y abarcan lo ancho y largo de la ciudad.

La programación de actividades es variada y para todos los gustos, ceremonias religiosas, los gigantes, fuegos artificiales, desfiles, Correfoc, concurso Castellers, muestra de sardanas, competiciones deportivas, certámenes de gastronomía como la Feria de Vinos de Cataluña, el espectáculo piromusical y por supuesto, una gran variedad de conciertos con artistas locales y de talla internacional, que se llevan a cabo en lugares como el Fòrum, la playa Botagell, la avenida Maria Cristina, la avenida Catedral, la antigua fábrica de la Damm (calle Rosselló) y la plaza del Àngels.

Una de las actividades más llamativas, es la “Cavalcada de la Mercè” (Cabalgata de la Mercè), esta se celebra el 24 de septiembre coincidiendo con el día de la virgen, y podemos ver los tradicionales bailes de gigantes y cabezudos a lo largo de la ciudad.

Las fiestas de La Mercè son las celebraciones más importantes de la ciudad condal y es sin duda la mejor forma para despedir el verano. Son muy participativas pues no se concentran en un sólo lugar, sino que le permite a los locales y a los turistas, disfrutar del ambiente festivo en toda la ciudad.

  • Sant Joan

La fiesta de Sant Joan da inicio al verano y es una de las fiestas más importantes para los catalanes y se celebra en toda la ciudad. Es un día conocido por la atmósfera eléctrica en el aire y las fiestas locas que tienen lugar, esta celebración comienza la noche del 23 de junio y se alarga hasta el 24, día de Sant Joan.

El aspecto principal de las celebraciones son los fuegos artificiales, y por ello es conocida por los catalanes como «Nit del Foc», que significa la «Noche del Fuego». La playa de la Barceloneta es uno de los puntos focales de la celebración, pues es el lugar de encuentro de muchas personas que van a playa a disfrutar de los fuegos artificiales, de la música y del ambiente alocado y festivo que reina en la ciudad.

Durante esta festividad es tradición reunirse con los amigos o la familia para cenar y saborear la Coca de Sant Joan, una torta dulce a base de almendras, piñones y chicharrones, esta forma parte de la gastronomía y es usual que se sirva no solamente la noche del 23 de junio como parte de la cena, sino también el 24 como merienda, aunque cada familia tiene sus propias tradiciones al respecto.

Barcelona es una ciudad que tiene mucho para dar no sólo a nivel cosmopolita, sino con fiestas tradicionales que son parte importante del acervo cultural español, por lo que sus fiestas mayores, y las no tan grandes, deben ser promovidas para que lleguen a muchas más personas, y que permitan a otros conocer más de la ciudad condal.

 

 

Deja una respuesta