Poco a poco y a buen ritmo

Poco a poco y a buen ritmo

La práctica de deporte es algo que todos deberíamos incluir en nuestra rutina desde una edad bien temprana, debería ser algo así como lavarse los dientes cada día, o comer, o ducharnos… una actividad necesaria y saludable que todos y cada uno de nosotros deberíamos llevar a la práctica con el fin de tener la mejor calidad de vida posible. Y es que no hace falta que enumeremos cuántos problemas da el sedentarismo y la falta de ejercicio ¿verdad? Todos somos conscientes de lo que necesitamos lo que pasa es que es más cómodo pensar “mañana lo hago” que ponernos en ese preciso momento.

Gracias a un cambio en el pensamiento global de nuestra sociedad, o en la concienciación de cada uno mejor dicho, se está notando ya un cambio también en nuestros hábitos, tanto alimenticios como de ejercicio. Cada vez comemos mejor, o lo intentamos, y cada vez somos más los que decidimos que el deporte ha de formar parte de nuestras vidas lo cual es fantástico porque estas decisiones traerán consigo generaciones más saludables, por eso yo apoyo a cualquier persona, tenga la edad que tenga, que quiera cambiar sus hábitos de vida insanos por otros mucho más saludables pero ¡ojo!, las cosas han de hacerse poco a poco.

Hay quienes han pasado de comer productos ultra procesados diariamente a comer productos totalmente saludables de la noche a la mañana y les ha ido bien, y quienes han pasado de tener el zapping como deporte en su vida a hacer running o cualquier otro tipo de ejercicio y han conseguido resultados fantásticos, ahora bien, ¿es eso lo normal? Evidentemente no, lo normal es que cambiar las rutinas nos cueste, sobre todo las alimentarias, y lo normal es que no podamos, ni debamos, pasar de 0 a 100 en cuestión de deportes. De hecho, con respecto a esto último, en Centro Avance recomiendan tener mucho cuidado e incluso seguir los consejos de un profesional ya que las lesiones y los problemas musculares que puede acarrearnos forzar nuestra máquina de  la noche a la mañana pueden ser duraderos en el tiempo e incluso crónicos.

Por todo esto, y a pesar de los beneficios que nos pueda traer empezar a hacer deporte, es mejor que nos tomemos las cosas con calma.

Elige tu deporte

Antes de nada deberías plantearte qué tipo de deporte o actividad es la que prefieres hacer. Correr, por ejemplo, está de moda y es muy beneficioso pero también puede ser contraproducente si tienes problemas de rodillas, o en las articulaciones, e incluso si tienes problemas de espalda podrías agravarlos haciendo running. Tal vez, en estos casos, es mejor optar por caminar a paso ligero una hora el día ya que el ejercicio que se realiza sigue siendo altamente beneficioso al caminar y evitamos el impacto en nuestras articulaciones  que se produce al correr.

Pero hay deportes, ejercicios o actividades para todos los gustos. Podemos bailar ¿a quién no le gusta bailar? Desde bailes de salón hasta zumba, ¿por qué no? os puedo asegurar que no hay edad para empezar con este tipo de actividad. Podemos apuntarnos a un gimnasio para hacer spinning, o máquinas, o aerobic o cualquier otra disciplina deportiva que nos guste y nos motive, la clave es empezar poco a poco e ir ganando intensidad y duración con el paso de los días y semanas.

Ahora bien, no todas las lesiones tienen que ver con enfermedades previas o con la intensidad con la que empieces a trabajar pues hay mil factores que influyen, desde haber calentado antes o estirado correctamente hasta llevar un buen calzado.

En este sentido, Ashisports recomienda un buen estudio de la pisada previo, donde nos indiquen qué tipo de pisada tenemos (neutra, supinadora o pronadora) y en base a eso y al deporte que queremos practicar escojamos el calzado adecuado. Estos profesionales del deporte, además de contar con calzado experto, cuentan con todo tipo de productos para la práctica de ejercicio, desde calcetines running de compresión para hombre y mujer hasta las nuevas zapatillas de running Hoka para mujer.

Yo no soy muy de marcas, no soy fan de ninguna, me da igual que la ropa o el calzado que llevo sea de Asics, de Nike, de Hoka o de Dechantlon siempre y cuando hablemos de productos de calidad ideados por expertos, lo que pasa es que normalmente esos productos para la práctica de deporte de calidad los fabrican las grandes firmas y de ahí que acabemos teniendo que ir a para a ellas casi siempre. Eso sí, lleves Nike, Adiddas o la marca que lleves, debes asesorarte bien de que es adecuado para ti, así de simple.

Una vez te hayas concienciado lo suficiente y tengas un buen equipo (zapatillas y ropa cómoda) ya puedes empezar a practicar tu deporte favorito. Eso sí, poco a poco y con energía.

Deja una respuesta