Principales dudas sobre los vehículos eléctricos

Principales dudas sobre los vehículos eléctricos

El vehículo eléctrico está ganando terreno, y no solo porque el tema de las emisiones se va a ver muy restringido de cara a los próximos años, sino porque el ciudadano cada vez está más concienciado con el medio ambiente a la par que busca el mayor ahorro en el bolsillo. Sin embargo, siguen surgiendo demasiadas dudas en torno a este tema, tantas que parece que la sociedad no ha terminado de levantar el pie del freno en este tema.

El desconocimiento sobre muchísimos temas que conciernen al vehículo eléctrico es total en muchísimos ámbitos y eso provoca que las dudas sigan siendo demasiadas como para embarcarnos en algo así.

La Batería

Con respecto a la batería surgen las dudas más importantes. Por un lado, está el tema de la autonomía. “¿Puedo ir desde Alicante a Zaragoza con un vehículo eléctrico?”, se preguntan muchos posibles compradores aunque con diferentes ciudades de origen y destino, y la respuesta es simple: depende. ¿Y de qué depende? Pues, por un lado, de la carga de batería del vehículo, que en la mayoría de los casos la respuesta será no, porque aún no hay baterías con suficiente carga como para aguantar esos kilómetros de tirón. Y por otro lado, depende de si por el camino encuentras puntos de carga o no, lo que me lleva a la segunda duda al respecto.

“¿Hay suficientes puntos de recarga en las ciudades como para que todos los propietarios de vehículos eléctricos tengan acceso a la red?”, pues por ahora la respuesta es no. La realidad es que hay muy pocos puntos de recarga por las ciudades, de hecho son muy pocas las gasolineras que los han instalado, y eso provoca que el futuro comprador se piense dos veces si compensa, ya que el miedo a quedarse tirado en medio de la urbe se hace palpable.

La tercera cuestión es similar a la anterior “¿Y qué hago si no tengo garaje privado con acceso a un punto de recarga”, y aquí hay varias respuestas. Por un lado tienes la opción e instalar un punto de recarga en el lugar en el que aparques tu vehículo (siempre y cuando hablemos de una propiedad privada y no aparques en la calle). La segunda opción sería cargar el vehículo antes de regresar a casa, cada día o cada dos días dependiendo de los kilómetros que hagas y de la independencia de la batería de tu vehículo. Y la tercera opción pasa por comprar un vehículo con batería extraíble, como las motos eléctricas de Scoomart, que cuentan con dos baterías extraíbles que puedes sacar del vehículo, subir a tu casa, cargar durante la noche en un enchufe común, y volverla a insertar en el vehículo a la mañana siguiente.

La energía

Ahora entramos en la segunda fase de dudas, que normalmente preocupan más a los que están totalmente concienciados con nuestro ecosistema y buscan un medio de transporte ecológico. ¿De dónde proviene la energía? Es decir, si al final acabamos “enchufando” el vehículo a la red eléctrica tradicional, ¿dónde está el sistema eficiente? Pues bien, el único moco de conseguir que el vehículo sea totalmente respetuoso con el medio ambiente es cargándolo de energía limpia, ya sea porque nuestro punto de recarga está conectado a un sistema de energía renovable, o bien porque nosotros mismos hemos instalado un sistema de autoconsumo fotovoltaico que provee de energía limpia a nuestro punto de recarga. “¿Se puede recargar un coche eléctrico con paneles solares?” preguntan entonces algunos. Pues hoy por hoy no, más que nada porque no existe un vehículo ahí, pero la realidad es que cada vez más posible. Toyota, por ejemplo, pretende eliminar la necesidad de recargas el coche eléctrico mediante una combinación de paneles solares colocados en el techo, el capó y el maletero. El problema es que los paneles solares son aún demasiado caros como para que ese vehículo sea accesible a toda la sociedad.

El lavado

Es curioso, pero otra de las cuestiones que preocupan a los usuarios tiene que ver con la limpieza del vehículo. “¿Es peligroso meter un coche eléctrico en un autolavado?” Se preguntan muchos, y la respuesta es afirmativa. La única recomendación al respecto, además de lo típico que es apagar el motor, subir ventanillas y dejar el punto muerto, es desactivar todos los automatismos.

Como veis, aún quedan muchas dudas por resolver y muchos problemas por subsanar, pero vamos por buen camino ¿no?

Los 10 coches eléctricos más vendidos en 2019:

  • Tesla model 3
  • BYD E5
  • Baic EU
  • Nissan Leaf
  • BYD Yuam
  • Renault Zoe
  • Hyundai Kona
  • Chery EQ1
  • Geely Emgrand
  • Roewe i5

Deja un comentario