Adiós a las plagas en cultivos

Adiós a las plagas en cultivos

En esta vida, hay varias cosas que son importantes. Dos de ellas podrían ser las siguientes: preservar la naturaleza, en la cual incluimos nuestros campos de cultivo, y garantizar la seguridad y comodidad en nuestro hogar. ¿Por qué mencionamos dos cosas que son tan diferentes entre sí? Pues bien, lo hacemos porque las dos se pueden ver amenazadas por una misma cuestión: las plagas. Hablamos de uno de los peligros que más asco nos proporciona y que tenemos que evitar a toda costa si no queremos tener imprevistos que nos hagan la vida mucho más difícil.

Desde luego, ni que decir tiene que una plaga puede ocasionar una pérdida económica terrible para los agricultores españoles y de todo el mundo. Y ya sabemos que, en el interior de nuestras fronteras, hay mucha gente que vive del campo y que muchos de los productos típicos de nuestra tierra proceden de ahí. Precisamente por eso hay que redoblar esfuerzos en todo lo que tiene que ver con la prevención ante las plagas. Si no nos tomamos en serio este asunto, lo más probable es que nos terminemos llevando un disgusto más pronto que tarde.

Una noticia publicada en la web La Rioja Capital informaba de que la llegada del invierno y el frío es necesaria para la agricultura de la región porque, gracias a ellos, se puede prevenir y destruir cualquier plaga. Y tiene toda la razón. Pero no debemos bajar la guardia ni siquiera en estas fechas. La mayoría de las personas usa los meses de invierno para irse preparando para la primavera e ir adquiriendo todos los productos que permitan mantener a salvo a sus cultivos y sus casas de cara a la vuelta del calor, que siempre se nos echa encima sin que nos demos cuenta.

En la página web Hogarmanía también hay noticias relativas a la aparición o prevención de plagas en el hogar. En una de ellas, se establecen 8 consejos para prevenir la aparición de plagas, que son los siguientes:

  • La limpieza exhaustiva del domicilio es algo que siempre debemos tener en cuenta y que ayuda.
  • Usar cubos de basura con tapa, algo que por suerte es bastante habitual.
  • Sellar cualquier grieta puede ser clave porque es por ahí por donde pueden colarse las primeras unidades de la plaga.
  • Controlar la despensa, que puede ser uno de los lugares que llamen la atención de los insectos, también vale su peso en oro.
  • Cuando no se usen los desagües, lo ideal es que los tapemos. Podemos ahorrarnos muchos problemas con diversas plagas si seguimos este consejo.
  • Usar repelente para insectos es, desde luego, algo que nunca podemos pasar por alto para este tipo de propósitos.
  • No almacenar madera cerca de casa también es importante porque puede potenciar «el efecto llamada» entre los insectos.
  • Hay que secar bien la ropa antes de guardarla en el armario, porque de lo contrario podemos encontrar cucarachas más pronto que tarde.

Las plagas de insectos no son solo una de las cuestiones más asquerosas a las que tenemos que enfrentarnos, sino que también podríamos considerarlas como una de las cuestiones más peligrosas para nuestro hogar o cultivos. Ahora, en invierno, todo el mundo suele bajar la guardia al respecto de este tema, y lo cierto es que esto es un error porque deberíamos invertir ese tiempo en prepararnos para lo que viene, la primavera y el verano, que como sabéis son las dos estaciones más peligrosas para las cuestiones de las que estamos hablando. Los profesionales de Fumicon nos han trasladado un dato para la esperanza: se ha duplicado el número de personas que aprovecha estos meses de frío para empezar a pensar en controlar las plagas que puedan asaltar sus propiedades de cara a los meses siguientes.

Una prevención contra las enfermedades

No iba a ser la primera ni la última vez que las plagas de insectos provocaran enfermedades entre los humanos. La verdad es que es uno de los mayores peligros a los que nos exponemos si no ponemos toda la carne en el asador para tratar de prevenir la aparición de estas grandes masas de insectos. Ni que decir tiene que tenemos la enorme necesidad de apostar por la propia seguridad y una manera de conseguirlo es mantener a raya todo tipo de plagas.

Por desgracia, las plagas siguen siendo una constante en bastantes puntos de la geografía española. Vivimos en un clima en el que, durante la primavera y verano, se dan todas las condiciones para que aparezcan. Si no le ponemos remedio a esto, está claro que vamos a tener mucho que perder. Y todos y todas lo sabemos. Por eso, hay que concienciarse y nunca pensar que lo tenemos todo resuelto en este sentido. Las consecuencias pueden ser irreversibles.

Deja una respuesta