¿Cuál es el mejor tipo de depilación láser?: 7 opciones para elegir

¿Cuál es el mejor tipo de depilación láser?: 7 opciones para elegir

Otoño e invierno son los mejores momentos del año para hacernos ciertos tratamientos de estética ya que no estaremos en contacto directo con el sol. Uno de los que más interés despierta entre hombres y mujeres, es la depilación láser para despedirse de esos vellitos que nos están incomodando.

La tecnología ha avanzado mucho y hoy en día existen miles de opciones diferentes en depilación láser definitiva, así que la duda siempre es ¿cuál elegir?, ¿cuál es el mejor?

No obstante, hay que dejar claro que algunas personas tienen desacondejada la depilación láser debido a algunos problemas de piel e incluso, simplemente, por el tipo de lunares que tiene. Una pierna repleta de lunares muy oscuros nos es posible ser depilada con láser ya que se corre el riesgo de quemarnos e incluso de provocar la transformación de un lunar sano en un problema que derive en una patología peligrosa y, por eso, si tienes dudas sobre si puedes o no realizarte la depilación láser, lo primero que has de hacer es consultar con un especialista o con un dermatólogo experimentado. 

Aquellas personas que, por su tipo de piel o problemas médicos, han de evitar el láser de diodo, tienen las técnicas de depilación más tradicionales, tales como cuchilla o cera y aunque es más incómodo, cabe recordar que, como bien dicen en Bellesa i Ungles, actualmente hay muchos tipos de cera, y concretamente la cera suave tibia que usan los centros actuales es mucho menos dolorosa y rápida que la convencional, además de que retira le vello desdela raíz, por lo que los resultados son más duraderos.

No obstante, si eres de las que tiene suerte  y puede optar por el láser, el equipo especialista en depilación láser del Centro de Estética Versátil nos explica los diferentes tipos de depilación láser para que elijas la que mejor te convenga de acuerdo a  tu tipo de piel y vello.

7 tipos de depilación que debes conocer

Lo primero que hay que tener muy claro es que la depilación láser debe ser realizada por un especialista médico. Por lo general es un dermatólogo quien cuenta con la autorización para realizar este trabajo, y por lo tanto, es quien nos puede orientar acerca del tipo de depilación adecuado según los resultados deseados y las características de tu piel y tus vellos.

Entre las diferencias más representativas entre los diferentes tipos de depilación láser está la intensidad que proyecta el propio láser, el cual se mide en nanómetros (nm), y que determina la intensidad del dolor, la eficacia del tratamiento y la cantidad de sesiones que podrían necesitarse para eliminar de forma definitiva el vello del área donde se esté trabajando.

Por eso, antes de comenzar la primera sesión de depilación láser, el dermatólogo te dará una consulta previa para revisar tu historial médico y tomar la mejor decisión sobre depilación láser.

  1. Láser Rubí

El láser Rubí fue el primer tipo de depilación láser que existió. Fue alrededor del año 1994 cuando se empezó a promover el uso del láser para la eliminación definitiva del vello corporal, siendo el láser Rubí el primero en desarrollarse para éste fin.

Este emite una longitud de onda de 695 nm, que se considera muy bajo en comparación con el resto de los que se utilizan de forma frecuente en los centros de belleza y depilación. Se recomienda su uso solamente en pieles muy claras con vello oscuro, debido a que en pieles oscuras éste láser provoca quemaduras.

Tampoco se aconseja su uso en pieles arriba del fototipo II ni con vello claro o delgado. De hecho, el láser Rubí se encuentra prácticamente en desuso, a excepción de  algunos lugares en los que se utiliza cuando el tono de piel y el grosor del vello coinciden con el que se puede usar con este láser pues en estos casos sí garantiza un resultado efectivo y puede resultar más económico que el resto.

2.Fotodepilación IPL

La fotodepilación IPL es la opción perfecta para todo tipo de pelos: castaños, rubitos o incluso blancos. Esta depilación hace un barrido por toda la zona que se quiera depilar y acaba con todo el vello. La desventaja es que, al contrario de otros tipos de láser, es menos efectivo. Es decir, necesitas más sesiones para lograr los resultados deseados.

El número de sesiones de este tipo de depilación suelen ser de 8 a 12. Durante este tiempo,  la zona tratada permanece depilada desde la primera sesión y se logra eliminar el 80% del vello en todo tipo de pieles y para todas las tonalidades de pelo.

El tratamiento se basa en la teoría de la fototermolisis selectiva según la cual la luz es transformada en calor y destruye las células germinativas del folículo piloso de forma selectiva, mediante la absorción de la misma por los cromóforos diana (melanina, hemoglobina y agua).

3. Láser diodo

El láser Diodo es el tipo de depilación más utilizado actualmente. Este se caracteriza por emitir una longitud de onda de 810 nm, que es más alta que la mayoría de los tipos de depilación que se han utilizado desde 1994.

Con el láser Diodo se garantiza la eliminación total del vello de cualquier parte del cuerpo, de forma casi indolora gracias a  la potencia, aunque si requiere más sesiones de lo habitual para desaparecer el vello por completo.

Este tipo de láser va quemando pelo por pelo, por la zona que se quiera depilar y es uno de los más efectivos. Sin embargo, también es un poco más doloroso.

Las sesiones que necesitarás dependerán de cómo sea tu tipo de piel, ya que por ejemplo este láser es más efectivo con pieles oscuras. En este caso, con unas 9 sesiones ya habrás eliminado el 90% de tu pelo.

Como hemos dicho, el láser Diodo es muy eficaz eliminando vello oscuro, y aunque en pieles claras su eficiencia aumenta, este tipo de láser también actúa muy bien en fototipos superior a III, es decir en pieles con tonos moreno claro a oscuro y bronceadas. Aquí cabe acotar, que otros tipos de depilación láser no garantizan un buen resultado en pieles oscuras.

Otra ventaja de este tipo de depilación láser es que no implica ningún riesgo de provocar quemaduras.

4. Láser alejandrita

Al igual que el láser de diodo, este es un láser que consiste en una luz pulsada que va pelo por pelo. Básicamente, la melanina de nuestro pelo absorbe la luz y este se quema hasta la raíz, quemando también el bulbo del pelo para que no vuelva a crecer y te libres de ellos de forma definitiva. Lo único que tienes que tener en cuenta es que este láser es la mejor opción cuando tu piel es clara y tu pelo oscuro. De hecho, cuanto menos bronceada tengas la piel, más efectivo será este tipo de depilación.

La preparación para la sesiones con este tipo de láser requiere de un rasurado previo. También se suele aplicar frío en la zona donde se va a eliminar el vello para adormecer y evitar dolor, pues el láser Alejandrita provoca mayores molestias que el resto de los tipos de depilación láser. Además, se debe prever que en  pieles oscuras, bronceadas o que han estado expuestas recientemente al sol, puede causar quemaduras leves; por lo que no es muy recomendable en esos casos.

Por otro lado, una ventaja de éste láser es que regularmente requiere menos sesiones para lograr el resultado anhelado.

5. Láser soprano

La diferencia de este tipo de depilación con el láser diodo o alejandrita es que con el soprano se hace una pasada sobre la zona que se quiera depilar y se van soltando disparos repetitivos de luz para quemar los pelos.

Suele ser menos efectivo que estas otras opciones ya que no va pelo por pelo, así que necesitarás más sesiones. Sin embargo, es perfecto para personas con el umbral del dolor muy bajo ya que apenas duele. Además, funciona a la perfección sobre pieles morenas o bronceadas.

6. Láser Neodimio-Yag

El láser neodimio es utilizado en muchas áreas incluyendo la industrial, científica y por supuesto la cosmética, tanto en la eliminación de tatuajes permanentes como en la depilación láser definitiva. Es de alta potencia pero no siempre es muy eficaz.

No todos los tonos de piel responden bien a la potencia del láser neodimio-yag, en algunos casos se requiere aplicar mayor potencia y esto resulta molesto y doloroso. Por ejemplo, las pieles menores a fototipo V, es decir blancas y moreno clara, no responden muy bien al láser neodimio-yag e incluso se corre el riesgo de provocar quemaduras leves. Por lo mismo, es un tipo de depilación láser menos utilizado que el de diodo.

De hecho, suele ser más utilizado cuando el vello es muy grueso y profundo, por ejemplo, en el caso de  la depilación para hombres, en zonas como las piernas o en la zona púbica.

7. Láser Lightsheer

Este tipo de depilación láser es también muy similar al de diodo, solo con la diferencia de que este emite un pulso de luz progresivo y discontinuo, lo que reduce el riesgo de quemaduras de forma significativa. Es apto para pieles muy bronceadas.

 ¿Cuál tipo de depilación láser debería escoger?

Para escoger la mejor depilación láser para ti, tienes que tener en cuenta una serie de factores:

  • Primero, el color de tu pelo: no es lo mismo si tu pelo es muy oscuro o si lo tienes rubio.
  • También debes toma en cuenta la zona que te vayas a depilar: hay zonas que suelen ser más sensibles que otras. Y si ves que te va a doler mucho, siempre puedes escoger un tipo de láser más amigable, como en el caso del soprano.
  • Por último, el color de tu piel: si quieres hacer las menos sesiones posibles y poder lucir una piel suave el próximo verano entonces tienes que tener en cuenta cuál es el láser más efectivo para tu tono y tipo de piel.

Sin embargo, entre gustos y colores no han escrito los autores y al final es decisión personal el tipo de láser a probar. Y siempre que tengas dudas, puedes acercarte a un experto que te oriente.

Deja una respuesta