Las enfermedades dentales más comunes

Las enfermedades dentales más comunes

A todos nos gusta disfrutar de una salud excelente, pero para ello hay que cuidarse y seguir una alimentación saludable y rutinas de higiene. Y al igual ocurre con la salud bucondental, para evitar afecciones y enfermedades es indispensable la prevención a través de una buena higiene bucal y las revisiones periódicas con los especialistas.

En este artículo vamos a conocer las enfermedades dentales más comunes, a qué se debe su aparición y como pueden prevenirse o evitarse. Algunas de estas enfermedades tienen fácil curación, pero otras son más graves y pueden prolongarse durante bastante tiempo.

· Caries, muy común en todas las etapas

La caries dental es una de las afecciones bucales más comunes y se da desde la infancia hasta la etapa adulta.

“Las caries se producen cuando las bacterias que viven en la boca e inician la digestión de los hidratos de carbono aumentan al existir un cúmulo de placa dental, sustancia que cubre las piezas dentales formada por restos de alimentos, saliva, bacterias… Las bacterias hacen que la placa dental sea ácida y cuando ésta permanece tiempo en contacto con el diente desmineraliza el esmalte haciéndolo poroso hasta el punto que se genera un agujero e incluso llega al nervio, provocando dolor e infección”, explican desde la Clínica Dental Galván Lobo sobre la formación de caries.

Para prevenir la aparición de caries es muy importante la higiene dental, ya que el uso continuado del cepillo de dientes y el hilo dental reducen la acumulación de placa dental. Pero junto a la higiene hay que cuidar la alimentación, evitando el consumo excesivo de azúcares que favorecen la aparición de caries. Y otra cuestión que puede aumentar el riesgo de padecer caries es la respiración, muchas personas respiran por la boca, un hábito que reseca la boca y hace que se almacenen más residuos, cuestiones que incrementan la posibilidad de caries.

· Gingivitis

La gingivitis es una enfermedad que inflama las encías y es el inicio de la enfermedad periodontal. Las causas de esta afección pueden ser diversas, pero normalmente se debe a exceso de placa dental (que también origina como hemos visto la caries). También aumentan el riesgo de padecer gingivitis los cambios hormonales del embarazo, la diabetes no controlada, el tabaquismo o la mala alineación de las piezas dentales, que puede dificultar la higiene.

Es una afección mucho más común de lo que se puede pensar en adultos, ya que los expertos estiman que afecta a la mitad de la población adulta y hay que señalar que si no se trata se convierte en periodontitis, mucho más grave.

· Periodontitis

Como hemos indicado la gingivitis es la fase previa de la periodontitis, una afección mucho más grave y dolorosa. Normalmente la gingivitis afecta a las encías, pero cuando se convierte en periodontitis se extiende al hueso y a los tejidos de soporte, provocando inflamación e incluso la pérdida de hueso que puede generar la pérdida de piezas dentales. Por lo que si aprecias inflamación en las encías es importante que acudas a tu profesional de confianza para aplicar cuanto antes tratamiento para parar la gingivitis y evitar que se convierta en periodontitis.

· Candidiasis bucal

La candidiasis bucal es una infección de la boca producida por el crecimiento del hongo llamado ‘Candida albicans’. Este hongo suele convivir con nosotros, pero nuestro cuerpo en circunstancias normales es capaz de evitar que crezca de manera rápida o descontrolada. Sin embargo, en algunas ocasiones crece de manera rápida formando placas blancas en la lengua, el paladar o la parte posterior de la boca. Normalmente se produce por la bajada de defensas, algunos tratamientos médicos como la quimioterapia o corticoides o enfermedades como el VIH, la diabetes o la desnutrición.

Esta infección se trata de diferentes maneras en función del motivo de brote, pero los tratamientos más comunes son la administración de antifúngicos. También se suele recomendar preparados con lactobacillus para recomponer la flora bacteriana. No obstante, siempre es importante acudir al médico y seguir sus indicaciones, ya que la solución o tratamiento puede variar de manera considerable en función de la persona o sus necesidades.

Estas son las enfermedades bucodentales más comunes, esperamos que tras la lectura de este artículo puedas prevenir su aparición. Recuerda que llevar una buena rutina de higiene bucodental es vital para preservar la salud bucodental, así como recuerda visitar a tu dentista de confianza ante cualquier síntoma, ya que la prevención es el mejor tratamiento posible para cualquier enfermedad o afección.

Deja una respuesta