El blanqueamiento dental está de moda

El blanqueamiento dental está de moda

Blanquearse los dientes está súper de moda. Esta tendencia, que empezaron las celebrities, causa furor en todo el mundo, y cada vez son más demandados diferentes tipos de tratamientos para devolver a la dentadura su color natural.

La Clínica ZM en Toledo, lleva años dando soluciones a sus pacientes, para que puedan recuperar su sonrisa, ofreciendo los mejores tratamientos dentales de la ciudad. Su equipo, está liderado por el Dr Eduardo Andrés Zorzet y la Dra Bárbara Markiewicz. Se trata de dentistas profesionales con más de 25 años de experiencia, y además, tienen otra clínica en Argés desde el año 2002. Son un centro dental de confianza y vanguardia, con la mejor tecnología de Toledo en todos sus tratamientos, y la tecnología más puntera y eficaz en blanqueamiento dental.

Y en la Clínica Calderón, ofrecen la posibilidad de hacer el tratamiento de blanqueamiento dental en el propio domicilio. El tratamiento en cuestión consiste en confeccionar una férula o placa de contención personalizada, que junto con el  blanqueador, se entregan al paciente, que deberá seguir las indicaciones del profesional para su correcta utilización. Es totalmente seguro y no tiene más efecto secundario que una pequeña molestia en la zona aplicada que desaparece al poco tiempo.

Las pastas dentales blanqueadores son muy abrasivas, pero pueden ayudar a eliminar manchas superficiales sin altera la tonalidad de los dientes. Sin embargo l@s expert@s ponen en duda su eficacia.

Y es que muchos de nosotros tenemos los dientes oscuros debido a causas diferentes, aunque el mismo paso del tiempo provoca el oscurecimiento de los mismos. ¿Por qué se manchan los dientes? Pues bien, esto se debe a diversas causas, ahora las veremos, ¿te parece?

Causas del oscurecimiento dental

  1. Bebidas como té, café, vino tinto u otros alimentos con un alto contenido en colorante.
  2. El tabaco, que puede hacer que sus dientes tengan un aspecto amarillento.
  3. Las caries dentales, los empastes y el sarro pueden contribuir, de manera considerable, a la decoloración.
  4. Nervios y vasos sanguíneos de los dientes dañados por una caries o un golpe, también pueden llegar a oscurecerse.
  5. Enfermedades o medicamentos. Por ejemplo, si se administra “tetraciclina”  a niñ@s con los dientes en desarrollo, llegarán a la edad adulta con sus dientes amarillentos

Hay diversos métodos para blanquear los dientes. Se pueden comprar productos blanqueadores para uso diario en una farmacia o seguir las indicaciones de su dentista. A medida que se envejece y de acuerdo con la propia naturaleza humana, los dientes comienzan a oscurecerse, pero el proceso puede acelerarse por las causas mencionadas anteriormente.

¿Qué es un blanqueamiento dental?

Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico por el que puedes modificar el color de los dientes haciéndolos más claros y debe ser realizado por un dentista colegiado, quien dará las pautas y marcará los requisitos previos de salud a cumplir.

Así mismo, se ocupará de  seleccionar la técnica utilizar: tratamiento en la consulta o domiciliario, en casa, autoaplicándose blanqueadores, pero siempre bajo el control estricto por parte del dentista. La regularidad de las visitas al especialista cada semana, dependerá del caso.

Antes de proceder con el tratamiento, el/la dentista, hará un diagnóstico previo al paciente, comprobando que no hay peligro ni para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los dientes. Será el/la dentista, quien monitorice y siga el tratamiento personalmente.

No es un tratamiento doloroso, pero es posible que en algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir dolor, como el que se produce por hipersensibilidad a un helado o a una bebida fría, pero esto también tiene solución si se trata previamente.  Normalmente es momentáneo y se soluciona al momento. En ocasiones es necesario hacer algún tipo de medida ya sea referente a modificar la pauta de tratamiento o utilizar colutorios o pastas dentífricas que colaboren en hacer que la sensibilidad se atenúe y llegue a desaparecer.

Dicen que puede llegar a dañar el esmalte, pero la mayor parte de l@s profesionales afirman que esto no es más que una leyenda, ya que, si se hace bien, siguiendo las instrucciones del dentista, se emplea un producto seguro, regulado y vendido por empresas adecuadas, es totalmente eficaz y no supone ningún riesgo para el paciente.

Deja un comentario