La celulitis y su problemática

La celulitis y su problemática

Uno de los problemas más importantes a nivel estético, como aseguran desde Cenydiet, es la celulitis, también llamada piel de naranja. Uno de los servicios que son más demandados en todos los centros de estética, siempre encaminados a solucionar los efectos a nivel físico de esta patología.

El caso es que, antes de entrar en los tratamientos que se pueden realizar para abordar esta problemática, hay que saber que la celulitis trata de la alteración a nivel cosmético de la piel para la acumulación de la grasa en algunas áreas del cuerpo, como los glúteos, caderas o muslos.

La celulitis también se localiza en otras zonas de cuerpo, como puede ser la zona baja del abdomen, la zona interior de los brazos, la espalda o los senos. Todo va a depender de cada organismo y la celulitis que sea.

Aunque este problema cutáneo de la piel afecta a ambos sexos, suele ser más común que las mujeres padeciendo esta alteración, pues el cuerpo de la mujer tiene depósitos mayores de grasa y una tendencia mayor en su desarrollo.

Los datos dicen que nueve de cada diez mujeres tienen celulitis en algún momento de su vida, calculándose que entre un 85% y un 98% de las mujeres después de pasar la pubertad tienen celulitis en algún grado.

Por otra parte, existen datos que dicen que el 10% de los hombres cuentan con este problema. La celulitis aparece por la deficiencia de andrógenos que ocasionan por varias causas como puede ser el hipogonadismo, siendo consecuencia de los tratamientos para el cáncer o la castración.

Los centros de estética tienen que ser unos lugares donde haya calma y belleza, además de calidad y lujo. Son unas características sensoriales que se pueden crear mediante la decoración o el diseño.

¿Cuáles son las causas de la celulitis?

Hay una serie de desajustes en cuanto a las hormonas y que causan la celulitis. Podemos citar la insulina, estrógeno, o las hormonas tiroideas. Las hormonas son las que regulan buena parte de los procesos del cuerpo, por lo que el desajuste ocasiona varios efectos en el cuerpo y que pueden llegar a afectar la oxidación de la grasa como fuente energética.

La reducción de los estrógenos o la alteración de las tiroides, llegan a afectar la circulación de oxígeno en distintas zonas de nuestro cuerpo, produciendo menor cantidad de colágeno y ayudando a que se produzca la flacidez, lo que ayuda a que aparezca la celulitis.

Podemos añadir, que además del descontrol hormonal, la edad ayuda a que aparezca también la celulitis, pues con el paso de los años, la piel va perdiendo elasticidad y hay una mayor propensión a la pérdida de la masa muscular, lo que hace que la piel sea más flácida y ayuda a que aparezca la celulitis.

El factor genético es importante a la hora de que aparezcan alteraciones en la piel. Muchos estudios dicen que los genes puedan llegar a determinar como se distribuyen los depósitos de grasa bajo la piel.

Lo que hay que saber es que la celulitis es un cambio del tejido de la dermis que aparece por acumulaciones de grasa, líquido y diversas toxinas que el cuerpo no elimina por sí mismo, por lo que la forma de atacar a la celulitis es cuando se ayuda al cuerpo a deshacerse de las células grasas. Eso sí, el tratamiento va a depender en particular de cada caso y dependiendo de la clase de celulitis a atacar.

¿Qué tipos de celulitis existen?

Antes de usar cualquier tratamiento para reducirla o combatirla, hay que comprender que el cuerpo humano precisa un porcentaje de grasa mínima para que funcione bien.

En el organismo humano el cuerpo tiene dos clases de grasa: la grasa parda y la grasa blanca. Una de ellas es la que tienen las personas que están en el peso. La grasa blanca en la que llega a acumular la energía que nuestro cuerpo no usa, por lo que es la principal de reserva de energía y la máxima responsable de la celulitis. No hay que olvidar que exceso de energía, este se acumula en forma de grasa.

La celulitis afecta a las personas, tanto si tienen sobrepeso como no, pues reiteramos que actúa por desajustes de hormonas, genética y demás causas no relacionadas con el sobrepreso como tal.  Lo que si es cierto es que si se tiene sobrepeso hay más probabilidades de padecerla.

Vamos ver los tipos de celulitis:

Celulitis Dura

Esta clase de celulitis es la que más prolifera en las personas jóvenes y tiene relación con los desajustes hormonales.

Se considera que es bastante compacta y está localizada en zonas como glúteos, caderas y muslos. Este tipo de celulitis aunque se haga deporte regularmente y se haga dieta. Lo que le diferencia de otras clases de celulitis es su aspecto de piel de naranja que aparece cuando se pellizca la piel en las zonas que están afectadas.

Celulitis Blanda

En el caso de esta celulitis, se puede ver a primera vista y está en zonas como los muslos, la parte interior de los brazos, abdomen o espalda.

La celulitis está relacionada con los factores genéticos y comienza a producirse a partir de los 35 años. Es una celulitis que además le acompañan edemas y varices, agravándose con la vida sedentaria.

Celulitis Edematosa

Si aparece es en la época de la pubertad y podemos diferenciarla por el tacto más suave. Esta dermatitis también implica dolor, dificultades para moverse y unas piernas pesadas. Se causa en especial por una mayor retención de líquidos en los miembros inferiores.

Lo mejor a la hora de luchar contra ella, es ir a un centro donde los profesionales pueden aconsejarte y comentarte cuál va a ser el tratamiento y la estrategia a seguir. Sin duda, merece la pena optar por ponerse en manos de gente que realmente sepa y no gastar el dinero en las típicas cremas milagro que no suelen funcionar y que también suponen en muchos casos un gasto en lo económico bastante importante.

Deja una respuesta