La tecnología, clave de seguridad en el sector metalúrgico

La tecnología, clave de seguridad en el sector metalúrgico

La tecnología es una de las mejores noticias que ha podido recibir el gremio dedicado a la prevención de riesgos laborales en los últimos años. Y es que un aspecto tan fundamental para nuestra sociedad como lo es adaptarse a todas esas nuevas tecnologías que vienen surgiendo se va notando e implementando en los diferentes sectores productivos y en muchas de las actividades que son consideradas como de alto riesgo en nuestro país. Esto, desde luego, es un avance.

Teniendo en cuenta los grandes peligros que presenta un sector como lo es el de la producción del acero y los altos hornos, es evidente que cualquier prevención es poca y que apostar por las nuevas tecnologías a fin de garantizar esa prevención es algo que es realmente necesario. Y es que no es negociable este asunto. No cabe la menor duda de que esta ha sido una de las demandas más potentes en los últimos años dentro de ese sector y que ahora sus profesionales pueden respirar un poco más tranquilos.

Son muchas las personas que han esperado largo y tendido a que llegaran estos avances a sus fábricas. Tradicionalmente, estas mejoras en seguridad no han sido una prioridad ni para las empresas del sector ni para las autoridades públicas, en primera instancia porque durante las últimas décadas el sector ha ido experimentando una recesión que no invitaba demasiado a pensar en un futuro demasiado optimista. Pero, tal y como informaba el diario El País en una de sus noticias en el año 2008, los altos hornos estaban volviendo a despuntar gracias a nuevas estrategias de producción.

Pero, por suerte, sí que se han desarrollado planes de actuación en lo que tiene que ver con la prevención de riesgos laborales. Las mutuas han cogido las riendas en este sentido en lo que tiene que ver con este tipo de riesgos en el sector del que venimos hablando. Un claro ejemplo de ello es este manual que os enlazamos de la mutua MC Mutual, que dedica 42 páginas a tratar de solventar todos los aspectos relacionados con este sector.  Y es que no cabe la menor duda de que este tipo de publicaciones son de especial utilidad para todas las personas empleadas en este tipo de actividad.

La tecnología también ha jugado su papel en este sentido. La apuesta por la seguridad en las nuevas máquinas ha tenido un impacto bastante importante en este asunto y ha sido muy bien recibida por parte de todos los empleados y empleadas del sector. La mejora en seguridad es siempre una de las cuestiones que más valoran los empleados de su empresa y, dentro de una actividad como lo es esta, es evidente que esa apuesta ha de ser una obligación.

La mejora en seguridad en las empresas dedicadas a la fundición del acero es vital para garantizar que no ocurra ninguna desgracia en ninguna de sus fábricas. Y la tecnología y la maquinaria han jugado un papel realmente importante en este asunto. Así nos lo han comentado los profesionales de Ibertronix, una entidad dedicada a la provisión de pirómetros y cámaras termográficas para el interior de hornos que permiten que los trabajadores de estas empresas sepan exactamente qué es lo que está sucediendo en uno de esos hornos cuando se funde el acero.

El número de accidentes, poco a poco, se va reduciendo

Todo este tipo de acciones van teniendo también sus resultados, de los que podemos presumir a día de hoy. El número de accidentes se ha visto recibido y, de manera consecuente, el número de víctimas mortales y de personas afectadas por ellos. Este es el fruto de un trabajo bien hecho. Pero no tiene que haber cabida para la relajación. Mientras siga habiendo un solo accidente, siempre es imprescindible mejorar.

Confiamos en que la tecnología siga mejorando y lo cierto es que estamos bastante seguros de que lo va a hacer. Muchas personas dependen de ello y tienen puestas en esta tecnología la mirada para conseguir un trabajo más seguro y que se pueda realizar de una manera mucho más eficiente. Desde luego, es evidente que este es un salto de calidad cualitativo para garantizar seguridad y eficiencia. Un salto que debe ser el paso previo a otro salto todavía mayor.

 

Deja un comentario