Los barrios más caros de Madrid

Los barrios más caros de Madrid

El lujo siempre ha sido y será una forma de diferenciación en un mundo en el que la diferencia visible y palpable se paga muy caro. En la actualidad, el número de personas ricas ha aumentado considerablemente como consecuencia directa de la crisis económica que vivimos, que creó muchas oportunidades de negocio.

Una manera de diferenciarse es mediante las propiedades, cuantas más propiedades más dinero puedes generar. Pero principalmente, cuanto más lujosa sea tu casa, más estatus tienes. Hay algunas personas con grandes patrimonios que esto les da igual, pero hay ciertos ámbitos en los que esta apariencia de poder cuenta mucho.

Madrid es uno de los centros europeos de las propiedades de lujo, y es bastante complicado encontrar estas viviendas a buenos precios (dentro de lo que es el lujo). En el artículo de hoy vamos a ver cuáles son los barios más caros, y porqué son tan especiales.

A la hora de comprar, vender y alquilar es importante saber estos datos para saber cuáles son los que más encajan con nosotros. Pues lo importante es determinar cuál es el barrio que más nos conviene por los servicios que hay alrededor, pues cada familia o persona tiene unas necesidades diferentes.

Si estás decidido a invertir, debes saber cuáles son los mejores inmuebles a la venta, y en Madrid no hay nadie mejor que Fresno Inmobiliaria, un equipo de profesionales con más de 17 años de experiencia en el sector inmobiliario, cuyo objetivo es objetivo es ayudar y cubrir todas las necesidades de sus clientes en el proceso de compra, venta o alquiler de una vivienda.

La exclusividad al servicio del lujo

En primer lugar, destaca el Barrio de Almagro (distrito de Chamberí). Está situado entre la calle de Santa Engracia y el Paseo de la Castellana. En él destacan centros de arte como el Instituto Iberoamericano de Finlandia y la Academia de Cine. Si estás buscando piso en Chamberí, este barrio es uno de los destinos más apropiados.

Otros edificios que merece la pena mencionar, por su importancia en la historia de la ciudad, son: el antiguo Asilo de las Hermanitas de los Pobres (monumento declarado Bien de Interés Cultural de estilo neomudéjar); el Patronato de los Enfermos (hospital construido a principios del siglo XX para socorrer a los enfermos pobres); y el Monasterio de la Visitación o Salesas Reales (declarado Bien de Interés Cultural en 1977).

Un clásico de este Rankin es el Barrio de la Castellana. Este selecto y elegante barrio pertenece al distrito de Salamanca, el cual es una extensión de la avenida que forman Recoletos y el Paseo del Prado. Constituye una de las zonas más comerciales de Madrid, pudiendo ver por sus calles numerosas firmas de lujo.

La Torre Picasso, las Torres de Colón, las oficinas de la Caixa, el hotel Hesperia o el edificio Bankinter son ejemplos de lo que podemos encontrar cerca de este barrio. Además, bajo el paso elevado entre el Paseo de Eduardo Dato y la calle de Juan Bravo, se ubica el Museo Arte Público de Madrid, el cual muestra una gran exhibición de diecisiete esculturas de arte abstracto al aire libre.

Barrio de Goya (distrito de Salamanca). Limitado por las calles Don Ramón de la Cruz, Príncipe de Vergara, Doctor Esquerdo y O’Donnell, en este barrio podemos encontrar emblemáticos edificios como La Real Casa de la Moneda o el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid.

Con una excelente comunicación en transporte público (autobuses y metro), también podemos encontrar en este distrito la frecuentada Plaza de Manuel Becerra, inicialmente conocida como “Plaza de la Alegría”.

En cuarto lugar, encontramos el Barrio de El Viso (distrito de Chamartín). Situado en el norte de Madrid, en este barrio lujoso de Madrid se encuentra una de las calles más sofisticadas de la ciudad: la calle Serrano. Exclusivos comercios, elegantes restaurantes, casas con jardín en pleno centro y “pequeños palacetes”, pueblan esta “milla de oro”, en la que el m² se cotiza a más 10.000 €.

El aspecto que presenta hoy en día El Viso, nada tiene que ver con la intención con la que fue construido en los años 30; fue el arquitecto Rafael Bergamín el encargado de hacerlo, con el fin de albergar en él residencias con vocación social.

Por último, destaca el Barrio de los Jerónimos. Perteneciente al distrito de Retiro, es uno de los barrios más lujosos y caros de la capital (más de 6.000 € el m²), y debe su nombre a la Iglesia de los Jerónimos (uno de los centros religiosos más hermosos de Madrid).

Se encuentra en un entorno realmente privilegiado, rodeado por el Parque del Buen Retiro, el Museo del Prado, el Palacio de Comunicaciones, el Jardín Botánico, el Observatorio Astronómico Nacional, la Real Academia de la Lengua, el Museo de Antropología y el lujoso Hotel Ritz.

Deja un comentario