Todos a fichar

Todos a fichar

Desde el pasado 12 de mayo es obligatorio de que todos los trabajadores fichen en el trabajo para que la empresa tenga un registro de horas de trabajo que deberán guardar durante cuatro años ante la posibilidad de una inspección por parte del Estado. El Decreto Ley, de Protección Social que fue aprobado por el Gobierno Central tiene como objetivo llevar un registro de las horas extras que hace el trabajador con el fin de que se le paguen tal y como está estipulado por ley.

No obstante, parece que este nuevo proceso que han tenido que implantar en todas las empresas, se ha hecho con bastantes dudas. Por lo visto, la forma en la que los trabajadores han de fichas no ha quedado demasiado clara para nadie, lo que ha provocado que cada empresa haya puesto en marcha su propio proceso. Así, mientras que algunos han entregado un simple papel en el que los trabajadores han de firmar cada día su jornada de trabajo, otros han implementado nuevas tecnologías y máquinas para registrar la actividad.

Para la mayoría de empresas estamos aún en un periodo de adaptación en el que van valorando las diferentes posibilidades con el fin de implantar el sistema más cómodo para los trabajadores, más efectivo para la empresa y que menos gasto conlleve para el empresario y parece que las “apps” son, por ahora, los sistemas para fichar que van ganando por goleada.

De hecho, las empresas que comercializan estas herramientas se encuentran ahora saturadas. Timenet, una aplicación de control de horarios, es una de las apps más usadas en Cataluña y los empresarios que la distribuyen nos han asegurado que la demanda se ha multiplicado por 100 en cuestión de días.

En Beebole, otra empresa del sector, hablan de “tsunami español” porque se han visto sobrepasados por el número de empresas que han contratado sus servicios en un corto espacio de tiempo.

Debemos tener en cuenta que las aplicaciones son un sistema fácil y eficaz que permite llevar un control de horario bastante exacto sin necesidad de hacer instalaciones especiales en la empresa pues, en la mayoría de los casos, hablamos de aplicaciones que se instalan en el sistema informático que ya suele haber previamente en todas las compañías, lo que se traduce en una inversión no demasiado elevada para el empresario al tiempo que el trabajador gana en comodidad.

Consecuencias de la nueva ley

Según las estadísticas publicadas por el propio Gobierno, en España se hacen más de dos millones de horas extra a la semana que no se pagan ni se compensan con tiempo de descanso por lo que, gracias a esta ley y a la obligatoriedad del registro diario de horas trabajadas, el empleado se verá beneficiado pudiendo exigir la retribución de las mismas al tiempo que el Estado de beneficiará al obtener más ingresos por parte del pago que las empresas deben realizar en base a esas horas de trabajo que antes no se declaraban.

Debido a ellos, los expertos apuntan a que esta nueva ley traerá condigo cambios organizativos en las empresas, mejoras en los ingresos públicos y un aumento de denuncias por abusos laborales.

No obstante, debido al gran número de dudas que han surgido a raíz de la implantación de esta ley, la Inspección de Trabajo ha anunciado que actuara con mesura dando un margen a todas las empresas, en otras palabras, que no entrarán a diestro y siniestro poniendo multas así como así, sino que irán con temple ofreciendo formas de subsanar los errores que se vayan encontrando en los próximos meses. Magdalena Valerio, la ministra de trabajo, ha recomendado a los empresarios que actúen con seriedad peros in agobios.

Las multas que pueden llegar a tener las empresas que incumplan la obligatoriedad del registro de la jornada laboral se enfrentarán a multas que irán desde los 626 euros hasta los 6.250, dependiendo de la situación, del tiempo en el que lleven sin hacer correctamente el registro, y del número de trabajadores que tengan en plantilla sin fichar diariamente.

Ahora bien, sobre el método de fichaje la Inspección de Trabajo asegura que, a no ser que se opine lo contrario, todos los sistemas serán válidos en principio, estén informatizados o no. No obstante, aquellas empresas que presenten hojas de excell podrán verse sometidas a una investigación más exhaustiva para corroborar que lo que dice la hoja de excell es correcto o no.

Sea como sea, los resultados positivos o negativos de la entrada en vigor de esta nueva ley no vamos a verlos hasta que hayan pasado varios meses desde su implantación y, por eso, los expertos aún se toman esto con pinzas a la hora de dar opiniones y valoraciones.

Deja un comentario