Las empresas y su responsabilidad en la reducción de plástico

Las empresas y su responsabilidad en la reducción de plástico

Nos encontramos en un momento de la Historia en el que o ponemos todos los medios que tenemos a nuestra alcance para tratar de cuidar del medio ambiente o esta Tierra tiene los días contados. Son muchos los expertos que así lo asegura y todos y todas lo sabemos aunque no lo manifestemos o aunque no hablemos del tema con nadie. Está claro que este trabajo tiene que ser de la sociedad en su conjunto y que hay que poner todo el empeño del que podamos hacer acopio para evitar el que sería el más absoluto de los desastres.

Pero, para empezar, tenemos que saber cuáles han sido las causas que nos han llevado a padecer estas consecuencias. Y una de esas causas es el excesivo consumo de plástico que se ha generado en nuestro planeta en los últimos 50-60 años. La verdad es que hemos abusado tanto de este material como de otros y es evidente que eso ha terminado pasando factura a nuestra Tierra, primero porque la materia prima con la que se produce es limitada y segundo porque genera una gran cantidad de contaminación contra la que luego hay que pelear.

La reducción del consumo de plástico es algo que nos compete tanto a los particulares como, por supuesto, a las empresas. ¿Qué pueden hacer estas segundas en lo que tiene que ver con este asunto? Una de las cuestiones que consideramos básica es que apuesten por los plásticos biodegradables a la hora de generar bolsas de plástico, por ejemplo. Los profesionales de una entidad como lo es Bioplásticos Alhambra, especializada precisamente en la producción de estas bolsas, nos han comentado que esa era una de las principales demandas de la población española y que es precisamente por ello por lo que han trabajado con tanto ahínco.

La verdad es que esta es una de las grandes necesidades que tiene nuestra gente a día de hoy. Apostar por el cuidado del medio ambiente dista de ser una recomendación que nos hagan muchos de los expertos en la materia. Se trata de una auténtica necesidad y de una obligación para todas las personas que nos encontramos habitando este planeta y que, desde luego, nos encontramos amenazadas ante la posibilidad de que la polución y la contaminación terminen con todo aquello que han conocido con el paso de los años.

Una cuestión que preocupa cada día a más gente

El asunto que tiene que ver con el cuidado del medio ambiente tiene cada vez más repercusión en la sociedad en la que nos encontramos. Un ejemplo de ellos son los dos artículos de los que os vamos a hablar en las líneas que siguen.

  • En primera instancia, el portal web del diario argentino La Nación informaba de que el 86% de la población se preocupaba por el cuidado del medio ambiente, algo que pone de manifiesto que existe un cierto temor a que las cosas sigan complicándose en este sentido y a que pronto paguemos las consecuencias.
  • Pero el dato que consideramos más significativo lo encontramos en un diario español, en concreto en el Diario de León. Según una de sus noticias, solo al  7% de las personas le importa poco el medio ambiente, con lo que sabemos también que el 93% restante lo considera como prioritario en muchos sentidos. Y es que no es para menos. La verdad es que es necesario tener presente este tema y nunca nos podemos olvidar de cumplir con nuestras obligaciones e incluso ir un poco más allá en lo que tiene que ver con el respeto a nuestro planeta.

Hay una cosa que es evidente y es que tenemos una gran responsabilidad que cumplir para con el resto de la raza humana. Hay que poner todo el empeño del mundo en hacer que la Tierra vuelva a ser un espacio que se encuentre lo menos degradado posible y que, en efecto, cumpla con un mínimo para garantizar la calidad de vida de la gente que la habita. Desde luego, si no colaboramos todos será mucho más difícil cumplir con este cometido, que no es en absoluto sencillo y que es más necesario que nunca.

Muchas personas piensan que es imposible combatir contra todo esto y lograr que la sociedad cambie su manera de enfrentarse a este tipo de cuestiones. Pero lo cierto es que se puede. Claro que se puede. Y es hora de demostrarlo. La verdad es que todo esfuerzo es poco y que hay que pelear por conseguirlo. Desde luego, nadie dijo que fuera fácil. Lo que está claro es que nuestro esfuerzo es clave para que la Tierra siga viva. De lo contrario, nos vamos a terminar enfrentando a problemas de salud y calidad de vida más pronto que tarde.

 

Deja una respuesta