Limpieza y mantenimiento de gimnasios en tiempos de Covid-19

Limpieza y mantenimiento de gimnasios en tiempos de Covid-19

La nueva normalidad obliga a todos los rubros a adaptarse a las nuevas políticas sanitarias para evitar la propagación del virus que ha tenido al mundo paralizado gran parte del 2020; lo que implica que se modifiquen y se lleven a cabo estrictos protocolos de seguridad.

Si bien es cierto que las instituciones han dado las medidas a seguir, no está de más saber las medidas sanitarias que deben tomarse a nivel personal y a nivel de los espacios deportivos, entre ellos, los gimnasios.

En los gimnasios las medidas deben cumplirse al pie de la letra, esto porque al ser instalaciones en las que entra y sale tanta gente, las probabilidades de contagio aumentan si no se tienen muy claras las normas a seguir dentro del establecimiento deportivo. Por ello hemos contactado con Sport and Balance, especialistas en eventos deportivos y consultoría deportiva, quienes nos contarán todo lo relacionado a la limpieza que debe haber en los gimnasios deportivos en plena era del Covid-19.

Limpieza de los espacios deportivos cerrados

Es evidente que por línea general, las instalaciones donde se tenga presencia de personas constantemente, deben mantener una higiene bien cuidada para garantizar a los usuarios el menor riesgo posible.

Los gimnasios son instalaciones que por su naturaleza propia reciben constantemente a personas, que comparten maquinaria y diferentes elementos para llevar a cabo sus entrenamientos. Debido al tipo de actividad que se lleva a cabo en ellos, el riesgo de transmisión de virus o enfermedades de la piel es mayor que en otras instalaciones, por tanto, la importancia y la limpieza de gimnasios a fondo es fundamental y más en estos momentos en los que el Covid-19 sigue haciendo estragos en la población.

La limpieza profunda de los gimnasios debe hacerse por lo menos una vez al día, es decir, al finalizar la jornada se deben limpiar pisos, máquinas, pesas y todos los elementos deportivos con los que cuenta la instalación. Esto no se debe solamente al virus que nos ataca actualmente, esta debería ser la regla, ya que la limpieza y la pulcritud de los espacios tan concurridos en los que se pueden propagar múltiples virus, es fundamental para mantener la salud de los usuarios y de todos los empleados del lugar.

La limpieza de las máquinas de esta sala debe de llevarse a cabo además de para preservar la higiene y por estar expuesta a microorganismos, para preservar las máquinas. Lo más importante a la hora del mantenimiento es seguir siempre las instrucciones del fabricante para tener la certeza de que se utilizan los productos de limpieza adecuados y que no dañará el material. Quitar el polvo y cualquier resto de suciedad de las máquinas al terminar el día es otra cuestión a tener en cuenta, para evitar que se obstruyan las rejillas de ventilación o que se recaliente el motor de las mismas.

Las máquinas de un gimnasio tienen una vida útil determinada que puede alargarse a través de su correcta limpieza y mantenimiento, la recomendación es que se limpien entre usuarios por parte del personal que labora en la institución.

En el caso de los usuarios, dependerá de si se sienten cómodos con la limpieza que hace la institución, sin embargo, a modo de sugerencia los usuarios podrían realizar una pequeña rutina de limpieza de las partes de la máquina con las que tenga contacto constante con toallas húmedas desechables que contengan productos desinfectantes.

Las salas de máquinas o aulas en las que tienen lugar las clases colectivas que imparten los monitores son espacios en los que un gran número de personas realiza ejercicio físico al mismo tiempo y por lo tanto se propaga la suciedad. Para hacer una correcta limpieza de estas salas debe de eliminarse el polvo y la suciedad superficial a través del barrido. Para eliminar el sudor y manchas de otros deportistas será necesario fregar toda la superficie.

Los gimnasios deben asegurarle a sus abonados que se están cumpliendo todas las medidas.

Después de todo lo que ha pasado este año, las empresas deben ganarse la confianza del cliente y mantenerla de forma que este se quede en el lugar; los gimnasios deben hacer lo mismo para que sus abonados tengan la tranquilidad de que se están tomando todas las medidas de seguridad para proteger no sólo a los clientes, sino también al personal.

Para ello, la recomendación es que los gimnasios tengan a la vista en una cartelera todo lo relacionado con las medidas, los horarios de limpieza y desinfección diaria, cuáles son los productos que está utilizando para ella y cómo se protege a los empleados.

Pues la gran mayoría de las personas se sienten más confiadas, cuando ven que la empresa está cuidando de su personal, ya que si cuidan de ellos, cuidarán eficientemente de los usuarios.

Otro punto fundamental en este aspecto, es que las normas y protocolos se cumplan a cabalidad y con todos los abonados, con esto nos referimos a que si la norma es que no pueden utilizarse las duchas, no se aplique sólo a algunos abonados, sino que todos tengan prohibido el uso de las duchas, otro ejemplo de eso es el uso obligatorio de las mascarillas para algunos sí y para otros no.

El usuario o abonado debe respetar las normas por línea general, eso es evidente, pero la empresa debe hacerlas cumplir y sancionar al que no las cumpla, sobretodo en momentos como esos, en los que una irresponsabilidad puede traer consecuencias nefastas para muchas personas.

Mantener el orden es fundamental

En este particular no nos referimos únicamente al orden de las máquinas de ejercicios, pesas o elementos necesarios para los entrenamientos, que es evidente que deben mantenerse siempre en perfecto orden, ya que es la única manera de cumplir con las normas sanitarias en ellos, sino también al orden que tiene que ver con la atención al cliente.

Ya sea en lo relacionado a citas, solicitudes de servicios especiales o al uso de alguna sala en especial, es importante llevar un orden exhaustivo en este particular, pues motivado al control del aforo y a las medidas de seguridad que deben respetarse, se deben minimizar los errores humanos a la hora de la organización de agendas.

Las solicitudes de servicios deben agendarse de manera que las instancias puedan limpiarse entre uso y uso, además de controlar la cantidad de personas que puedan estar en las salas de manera que se pueda respetar el distanciamiento social efectivamente, pues se ha comprobado que las respiraciones durante el ejercicio físico tienen mayor alcance, por lo que siempre debe apostarse a la seguridad de los usuarios y del personal.

El personal y el ejemplo

El equipo humano que labore en el gimnasio debe cumplir a cabalidad la normativa de la empresa, así como de las instituciones encargadas de girar las instrucciones sanitarias, lo que significa que se educa con el ejemplo, deben mantener la distancia de seguridad, utilizar tapabocas, guantes, lavarse las manos constantemente o usar gel hidroalcoholico de forma constante en caso de ser del equipo de monitores, además de respetar los espacios ocupados por los abonados.

En el caso de tratarse del personal de atención al público en puesto fijo, mantener el espacio siempre limpio, utilizar el tapabocas en el lugar correcto, a su vez asegurarse de que los abonados/usuarios respeten la distancia mientras se encuentran en las áreas de espera y del uso del tapabocas.

Con respecto al personal de limpieza, lo ideal es que cumplan sus funciones con el equipo necesario para su seguridad individual y para poder limpiar los espacios y materiales de uso común. Este personal en especial debe contar con guantes que protejan sus manos del uso constante de químicos, a su vez del uso correcto del tapabocas.

A lo largo de este artículo nos hemos enfocado en cómo debe ser el funcionamiento del gimnasio para que su funcionamiento esté acorde con el momento que se vive en la actualidad, sin embargo es importante mencionar que el abonado o usuario, tienen una responsabilidad cívica, individual y colectiva de cumplir todas las recomendaciones de las instituciones sanitarias a nivel nacional, local y todas aquellas que considere necesarias el gimnasio como institución deportiva.

Es evidente que lo más importante es que tanto los gimnasios puedan mantener sus puertas abiertas, como que las personas puedan utilizar las instalaciones, pues el ejercicio físico es fundamental para la salud integral del ser humano, lo que no se debe permitir es que se haga de una manera irresponsable y descuidada. Pues no se trata solamente de la salud individual, sino la colectiva.

Lo más recomendable para todos, ya sea a nivel individual como a nivel colectivo, es hacer las cosas bien, ser responsables, cuidarnos y cuidar al otro cumpliendo con las medidas de seguridad como el uso del tapabocas, lavado constante de manos, mantener una distancia de 1.5 metros y evitar las aglomeraciones tanto en espacios abiertos como cerrados, pues siguiendo esas medidas, estamos protegiéndonos unos a otros.

Deja una respuesta