Niberma, una respuesta a la necesidad de buenos garajes

Niberma, una respuesta a la necesidad de buenos garajes

Actualmente, entre los principales problemas que tienen los propietarios o usuarios de los parkings que están con terminación de solera de hormigón pulido es el enorme desgaste del que tienen los suelos. El propio desgaste termina dejando como resultado altas cantidades de polvo, además de manchas de aceite y de grasa, las cuales terminan penetrando en la propia solera y no son tan sencillas de limpiar como debería, pues estos suelos, terminan siendo complicados de mantener.

Lo que hacen desde Niberma es dar a sus clientes la posibilidad de pedir un informe gratuito y sin compromiso alguno del estado actual del pavimento, donde la humedad, resistencia del hormigón y otros aspectos, harán más sencilla la elección a futuro de cuál puede ser el suelo nuevo o el pavimento más conveniente.

Ellos son una empresa profesional que, entre otros servicios, se dedica a instalar suelos para parking y pavimentos, donde cuentan con el sistema Niberma TC Epoxi o Niverma TC PU, que son dos sistemas de suelos para garajes en los que es posible sellar el hormigón y que así se evite la aparición de polvo proveniente del desgaste que se produzca en la solera.

Lo bueno que tiene es que son pavimentos continuos que carecen de juntas y de sencillo mantenimiento.

¿Un buen garaje o tener el coche en la calle?

Esta pregunta se la hacen muchos dueños de vehículos en nuestro país todos los días. Es lógico tener miedo a que nos roben el vehículo o a que se puedan producir daños que sean un revés para el bolsillo y que puedan influir en la decisión.

Tener el coche en la calle

Desde luego que aparcar el coche en la calle es mucho más barato, aunque como contrapartida tenemos más riesgos. El coche se ve más expuesto a incidentes que puedan suceder, desde robo al coche, a elementos de su interior o del exterior como quitarle la antena, las llantas o el limpiaparabrisas.  Tampoco es descartable que otro vehículo circulando o aparcando pueda chocar contra el nuestro.

Tampoco podemos olvidar que el tener el coche en la calle hace que se vaya deteriorando el coche con más rapidez, pues tanto el sol como el frío, terminan haciendo su efecto, lento, pero inexorable.

La opción de aparcar deja de ser tan económica cuando vivimos en una zona de las que tienen sistema de estacionamiento regulado. En esta clase de sistemas hay que realizar un pago por aparcar y dependiendo de la zona en la que estemos podremos aparcar o no.  La zona para residentes es la que deben utilizar los que viven en esa zona y el ayuntamiento establece un precio al año para estacionar en la zona de residentes sin que haya los siempre molestos e incómodos límites de tiempo.

Garaje

Muchas “pegas” de que el coche duerma en la calle desaparecen cuando se encuentra en garaje. Los coches aparcados en ellos, están, por lo general mejor conservados. Eso sí, debemos tener claro que ningún coche está libre de que pueda haber un robo o un golpe. Nos proporciona mayor tranquilidad, especialmente si además tiene a personal en el garaje.

Algo que es muy útil, es que además nos ahorra el tener que estar buscando sitio para aparcar, lo que es complicado en muchas zonas. Curiosamente, hasta los seguros, si tenemos el coche en el garaje son más baratos.

Como desventajas, el precio de una plaza de garaje suele ser alto, si queremos comprar una plaza. En el caso de que queramos tener alquilada una, dependiendo de la zona en la que estemos, va a ser más o menos costoso mensualmente. Por lo tanto, deberás tener en cuenta ese gasto mensual más que vas a tener. Como siempre, depende de las posibilidades, pero en general, tener el coche en un garaje reduce los riesgos.

En estos casos, lo mejor es pararse a analizar qué tipo de vehículo es el que disponemos y si es bueno tomar esta opción u otra que pueda presentarse. Hacer números y decidir.

Nuestro consejo, es siempre que puedas permitírtelo, optar por el garaje, pues tanto alquiler como compra, hará más sencillo el cuidado de tu coche y de forma especial la tarea de encontrar aparcamiento, algo fundamental, en las zonas donde no es tan fácil hacerlo.

Deja un comentario