Sistemas y registros de accesos, cada vez más habituales en los gimnasios españoles

Sistemas y registros de accesos, cada vez más habituales en los gimnasios españoles

España es un país en el que ha crecido de un modo exponencial el número de personas que se han mostrado interesadas en comenzar a cuidar de su cuerpo y de su salud a través de la práctica de ejercicio físico. Aunque son muchos los profesionales del campo de la salud que en su momento alertaban del peligro que suponía que millones de españoles llevasen una vida sedentaria, lo cierto es que hemos conseguido, al menos en parte, cambiar los hábitos de una buena parte de nosotros para pasar a cuidarnos en una medida mayor. Y eso vale mucho.

El número de personas que, por ejemplo, acude al gimnasio en el interior de nuestras fronteras es un buen ejemplo de ello. Son muchas las personas que han encontrado en el gimnasio un entorno ideal para cuidarse exactamente a la hora que desean y de la manera que tenían previsto hacerlo. Y esa es una muy buena noticia a nivel social para nuestra población. A nadie le cabe la menor duda de que este es uno de los motivos que nos ha llevado a mejorar la cifra de personas con obesidad que se encuentran en nuestro país. En términos de salud, esa es una noticia excelente.

Este es uno de los motivos que ha hecho posible que crezca de una manera increíble el número de gimnasios que se encuentran en España y que, además, han defendido el modelo «low cost». En concreto, y hablando en términos monetarios, son 2.200 millones de euros los que genera el fitness en un país como el nuestro en función de los datos que han sido revelados por el diario El País. Desde luego, es una cifra que tiene su importancia y que pone de manifiesto que, en España, hemos dado un paso al frente en lo que respecta al cuidado de nuestro cuerpo. Esta es una buena noticia se mire por donde se mire.

El aumento del número de personas que han encontrado en el gimnasio su socio ideal para perder peso y encontrarse mejor consigo mismas ha hecho que este tipo de entidades necesite reforzar sus sistemas de control de acceso. Es lo que nos han comentado desde Gestigym, una entidad dedicada a la venta de diferentes sistemas de acceso para este tipo de centros. Los profesionales de esta entidad nos han comentado que ha crecido el número de gimnasios que solicitan este tipo de sistemas a fin de controlar y regular el acceso de sus socios.

La apuesta por estos sistemas de acceso se ha reforzado también a causa de la obligatoriedad del fichaje en todas las empresas españolas. Una noticia que también fue publicada en el diario El País informaba de que el registro horario ya es obligatorio y que es indispensable el cumplimiento de esta medida para evitar cualquier tipo de multa para la empresa en la que se detecte cualquier anomalía al respecto. Que los socios de un gimnasio «fichen», por llamarlo de alguna manera, no es obligatorio pero sí que es cierto que nos puede ayudar a llevar un mayor control en el centro.

Además, este tipo de sistemas presenta una ventaja que no podemos obviar pero que nadie parece haber tenido en cuenta. Y es que el sistema de acceso nos permite detectar a qué hora suele acudir un mayor y un menor volumen de gente, de tal modo que podemos estar prevenidos de cara a la organización del personal del gimnasio y podemos lanzar campañas de descuentos u otras ventajas para que los socios potenciales acudan en los momentos en los que menos ambiente hay en el centro.

Una tendencia actual que se trasladará al futuro 

Lo que hemos venido comentando a lo largo de los párrafos anteriores es una tendencia en los momentos en los que nos encontramos. Es cierto que todavía no todos los gimnasios tienen este tipo de sistemas, pero no nos cabe la menor duda de que, de cara a los próximos años, van a tener que apostar por este tipo de sistemas de acceso para tener en cuenta las cuestiones que hemos comentado. Es posible que, incluso, este asunto sea obligatorio de cara a los próximos años en un país como el nuestro.

Es necesario que sigamos apostando por los gimnasios en un país como el nuestro. El hecho de que hayamos mejorado en lo que tiene que ver con el sedentarismo no quiere decir que ya hayamos dejado de lado este problema. Esto no es así ni mucho menos. Todavía queda mucho esfuerzo por hacer, pero sí es de justicia reconocer que nos encontramos en marcha. En el camino. Y esa es una buena noticia teniendo en cuenta las cifras que ha representado nuestro país en términos de obesidad o en lo relativo al propio sedentarismo. Así que toca no relajarse y seguir por la misma senda. La senda saludable.

 

Deja un comentario